OTAN impedirá que Afganistán sea refugio terrorista

La comunidad internacional intervendrá para la reconstrucción del país.

El secretario general de la OTAN, Andres Fogh Rasmussen, dijo en Ankara que no se puede permitir que Afganistán se convierta de nuevo en un refugio de terroristas.

En una rueda de prensa conjunta con el ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, Rasmussen afirmó que aprecia la contribución de Turquía en Afganistán, pero agregó que “para ser sinceros, estaría más satisfecho con una mayor contribución”.
 
También comentó que la guerra en Afganistán no puede ganarse solo con medios militares y apeló a la comunidad internacional a que contribuya a la reconstrucción civil del país asiático.

En este contexto, Rasmussen recordó que se han construido 350 escuelas y que siete millones de niños van a clases, de los que dos millones son niñas y que, además, se han construido 13.000 kilómetros de carreteras.

Sobre la aportación de Turquía a la solución del conflicto armado en Afganistán, dijo que como “nuevo secretario general pido a cada miembro de la alianza que haga más contribuciones”, pero omitió declaraciones anteriores en las que había solicitado que Ankara enviara unidades de combate a Afganistán.

En su lugar, señaló que estará satisfecho con la formación de soldados afganos a cargo del Ejército turco.

Por su parte, Davutoglu manifestó que Turquía “hace lo que puede” en Afganistán, donde 795 soldados se encargan de formar militarmente al Ejército afgano, y que cuando Turquía tenga el mando de la zona de Kabul este número aumentará a 1.600 efectivos.

Rasmussen subrayó que debido a la falta de acuerdos de seguridad entre Turquía y la Unión Europea (UE) y la OTAN, las fuerzas desplegadas en Afganistán corren riesgo y propuso que se encuentre una solución práctica a esta cuestión.

Turquía se siente frustrada por no poder ingresar en la UE, no permite que haya relaciones formales entre la OTAN y la Unión Europea, lo que imposibilita que la alianza militar proteja a unidades de formación militar en Afganistán.

El jefe de la diplomacia turca respondió al respecto que la postura de su país es de principios y que, dado que el consenso es importante en la UE, el consenso en la OTAN también es importante.

“Dije a Rasmussen que no podemos comprender por qué Turquía no es aún miembro de la Agencia Europea de Defensa”, agregó Davutoglu en alusión a la oposición de Grecia y Chipre a que Ankara ingrese en esa organización.

Rasmussen se mostró muy impresionado por la cena del Ramadán de ayer en Ankara con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, una experiencia que calificó de extraordinaria.

También aprovechó su estancia en la capital turca para enviar un mensaje al mundo musulmán tras el incidente ocurrido por la publicación en 2005, cuando Rasmussen era primer ministro danés, en un periódico danés de una caricatura del profeta Mahoma, que era presentado como un terrorista.

“Por favor, vean mi presencia aquí hoy (por ayer) como una clara manifestación de mi respecto hacia el Islam como una de las más grandes religiones del mundo...Respeto los sentimientos religiosos de los pueblos”, dijo, tras llegar a Ankara y subrayar la importancia del ayuno para realzar la modestia y la disciplina.

Pero no escapó del todo a las críticas de Erdogan, quien dijo que es de ignorantes no mostrar respeto hacia el profeta Mahoma.

Turquía, y en particular Erdogan, rechazó el nombramiento de Rasmussen al frente de la OTAN con el argumento de que este político conservador danés sería antagónico al mundo musulmán, ante todo a Pakistán y Afganistán, donde la seguridad es muy precaria debido a la actuación de grupos extremistas islamistas.

Rasmussen declaró hoy que estudia organizar una reunión de la Organización de Países Islámicos (OIC) con la OTAN, una propuesta hecha por Ankara, que se esforzará al máximo para desarrollar las relaciones con los países musulmanes.

 

Temas relacionados