Gobierno desconoce ingresos reales por renta, IVA y 4 por mil, advierte Contraloría

Las deficiencias se reflejan en los $2.6 billones que en febrero pasado reportó la DIAN.

Dudas acerca de las cifras de recaudo fiscal en la vigencia 2008, manifestó el contralor General, Julio Cesar Turbay Quintero, en razón a que no es razonable la información en materia de ingresos reportada por el Sistema Integral de Información Financiera (SIIF) que maneja el Ministerio de Hacienda.

Al presentar ante la Comisión Legal de Cuentas su Informe sobre la Cuenta General del Presupuesto y del Tesoro 2008, el Contralor llamó la atención sobre como el SIIF no refleja la realidad de la contabilidad presupuestal de ingresos, dice comunicado de la entidad.

Aunque reconoció la importancia del SIIF en materia presupuestal y financiera y dijo que apoya su fortalecimiento, Turbay Quintero advirtió que los cambios frecuentes en los cierres que realiza el sistema le restan confiabilidad y transparencia al mismo.

El SIIF permite a la Nación consolidar la información financiera de las Entidades que conforman el Presupuesto General de la Nación y ejercer el control de la ejecución presupuestal y financiera de las mismas, dice la Contraloría.

Según el Contralor, el SIIF no está funcionando adecuadamente en la parte de ingresos y por tanto el Gobierno no sabe, en tiempo real, cuáles son sus ingresos ni de dónde provienen. En otras palabras, para ilustrar la gravedad de la situación, no tiene certeza de cuánto le entra de ingresos de renta, de IVA y de gravamen a los movimientos financieros.

Las deficiencias en materia de contabilidad presupuestal se reflejan en los $2.6 billones que en febrero pasado reportó la DIAN como una sobrestimación en el recaudo, razón que adujo para solicitar que le abrieran nuevamente el sistema (SIIF), para introducir los datos correctos.

Un manto de duda

Al SIIF le corresponde presentar la ejecución presupuestal y la gestión contable de las entidades públicas "de manera actualizada, integral y simultánea", sin embargo a principios del presente año se realizó una reapertura del sistema que, en concepto del Contralor Julio César Turbay Quintero, determinó cambios significativos y sembró un manto de duda acerca del cumplimiento de la filosofía o principios que guían su funcionamiento.

Según precisó el Contralor, las entidades encargadas de coordinar las fechas de cierre, determinaron el 20 de enero de 1999 como término definitivo para el cierre de la vigencia 2008. Peso a esto, el sistema fue reabierto por solicitud de 13 entidades para los días 19 y 20 de febrero.

En el caso de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), el sistema se reabrió el 27 de febrero de 2009, contando con reaperturas adicionales el 9 y 16 de marzo de 2009, aduciendo que "Terminado nuestro cierre contable 2008, el pasado fin de semana y hechas las revisiones posteriores con la información ya transmitida tanto en SIIF contable como en el presupuestal, hemos determinado que la sumatoria reflejada por recaudo en papeles presupuestalmente quedó sobrestimada en $2.625.608.820.922 (2.6 billones), error originado en los reportes que sirven de base para la inclusión de la información en el Sistema Integrado de Información Financiera".

De acuerdo a esto, en cuanto a los gastos, 13 entidades solicitaron la reapertura del sistema para realizar correcciones, de las cuales sobresalió la Unidad Administrativa Especial de Aeronaútica Civil (Aerocivil), que modificó compromisos por $61.003 millones y pagos por $50.216 millones. De igual manera, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) ajustó su recaudo en $2.484.990 millones, pasando de $68.347.564 millones a $65.862.574 millones. Dicha reducción no se dio únicamente en un determinado conjunto de ítems, sino que también se presentó una recomposición de los mismos, destacó el Contralor Turbay Quintero.