Brasil está tranquilo y confiado ante el partido con Argentina

Los pentacampeones esperan que Maradona no sea tan brillante de técnico como sí lo fue en su época de jugador.

Varios jugadores de la selección brasileña de fútbol se mostraron tranquilos y confiados ante el partido del próximo sábado ante Argentina, correspondiente a las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Sudáfrica 2010.

"Va a ser difícil, pero vamos a entrar a ganar", señaló el guardameta Julio César, del Inter de Milán, quien protagonizó junto con sus compañeros Felipe Melo, Juan, Lucio y Adriano un acto promocional organizado por uno de los patrocinadores oficiales de la selección.

El conjunto brasileño se entrenará en la localidad de Teresópolis, lugar habitual de concentración de la selección, para preparar los próximos partidos contra Argentina, el 5 de septiembre en Rosario, y ante Chile, el día 9 en Salvador (Brasil).

El portero del Inter de Milán mostró además su deseo de que el seleccionador argentino, Diego Armando Maradona, "no sea tan brillante el sábado como entrenador como lo fue como jugador".

Julio César también restó importancia a las palabras del técnico argentino en las que apuntaba que la plantilla de la selección albiceleste era actualmente mejor que la brasileña.

"La provocación siempre va a existir en un partido entre Argentina y Brasil pero es en el campo donde hay que demostrar lo que se ha trabajado", añadió al respecto Lucio, capitán del conjunto 'canarinho'.

Uno de los jugadores más solicitados durante el evento fue el delantero Adriano, del Flamengo, que no vestía la camiseta de la selección nacional desde los partidos contra Ecuador y Perú, a finales de marzo pasado.

Adriano, que volvió a ser convocado por el seleccionador brasileño Carlos Caetano Bledorn Verri 'Dunga' para los encuentros ante Argentina y Chile, agradeció al entrenador su llamada y el "enorme cariño" que le tiene.

"Este partido es muy importante para mí, sé de la responsabilidad que tengo y de la importancia de la selección hoy", apuntó el delantero, máximo goleador de todos los jugadores convocados por Dunga en esta ocasión, con 29 goles en 47 partidos.

Brasil lidera actualmente las eliminatorias de su grupo para la Copa del Mundo de 2010 con 27 puntos, seguido de Chile con 26, Paraguay con 24 y Argentina con 22.