Nuevas capturas por “falso positivo” en Antioquia

Tres ex uniformados son investigados por el asesinato de un civil.

Por orden de un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos, agentes del CTI detuvieron a tres soldados profesionales (r) sospechosos de haber cometido un crimen estatal bajo la modalidad denominada en el país como "falso positivo".

Así, Yair Julián Londoño, Andrés Felipe Areiza Velásquez y Adrián David Espinosa, quienes estuvieron adscritos al Grupo Mecanizado No. 4 ‘Juan del Corral' con sede en Rionegro, Antioquia, deberán responder ante las autoridades por el delito de homicidio en persona protegida.

Los ex uniformados son procesados por el asesinato de Wilson Posada Quintero, quien fue ultimado a tiros el 21 de noviembre de 2004, en zona rural del municipio antioqueño de Argelia.

Luego de la ejecución del crimen los agentes pertenecientes a la fuerza castrense habrían presentado el cadáver del civil como el de un guerrillero caído en el fuego cruzado que se habría originado en la zona como producto de un combate.

Los indiciados serán puestos a órdenes de un juez, con el fin de que se les resuelva su situación jurídica, de acuerdo a los términos previstos en la Ley 600.

Este es el tercer caso de esta naturaleza que empieza a ser investigado por las autoridades en una misma semana, que hace parte de los más de 1.200 que se tramitan en la Fiscalía y la Procuraduría general de la Nación, en lo que atañe a lo disciplinario.