Procuraduría pide que llamen a juicio a mayor Gabriel Bonilla por homicidio de estudiante

El uniformado fue subcomandante del Esmad, unidad a la que se le atribuye la presunta autoría del crimen.

La Procuraduría 66 Judicial le solicitó al  Fiscal 55 Especializado de Cali que dicte resolución acusatoria en contra del mayor de la Policía Nacional, Gabriel Bonilla González, por el asesinato del estudiante de Química, Jhony Silva Araguren, ocurrido en Cali, Valle, hace cinco años.

Según el organismo de control, están dados los elementos previos para proferir la medida en contra del uniformado, que oficiaba como subcomandante del Escuadrón Móvil Anti Disturbio, unidad policial tras su ingreso a las instalaciones de la Universidad del Valle, ocasionó la muerte del estudiante, de un tiro en la cabeza.

"Están dados los presupuestos legales para proferir resolución de acusación al sub-comandante del grupo Esmad hoy Mayor (sic) Gabriel Bonilla González por omisión impropia dada su condición de garante de las conductas punibles de homicidio y lesiones personales (sic)", anunció el organismo de control, a través de un concepto con el radicado 3141.

Así mismo, el Ministerio Público advirtió que hay pruebas testimoniales que señalan que un funcionario de esa unidad castrense sí disparó en contra del estudiante, produciéndole la muerte inmediata.

Por su parte, la Fiscalía también le imputó cargos por el delito de prevaricato por omisión, teniendo en cuenta la demora y la omisión que tuvo Bonilla González en dar parte a las autoridades de lo sucedido para agilizar los proceso tendientes a esclarecer lo acaecido.

Los hechos materia de investigación se produjeron el 19 de Septiembre de 2004, cuando agentes del Esmad irrumpieron en la Universidad del Valle, donde se adelantaba una manifestación por parte de los estudiantes, para dispersar a los marchantes.

Según testigos, en horas de la noche, uno de las agentes de esa unidad castrense disparó con arma de fuego contra la humanidad del estudiante Jhony Silva, quien fue encontrado muerto de impacto de bala en la cabeza, a sus 21 años de edad.

A pesar de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ya inició el conocimiento del proceso, la parte civil, representada por el abogado Jorge Molano, insiste en que el proceso que cursa ante la Fiscalía ha sido marcado por la más absoluta impunidad.

"Hasta el momento no ha sido detenida ninguna de las personas que fueron vinculadas a la investigación como responsables de este crimen; tampoco se ha vinculado a los coroneles Leal y González, que estaban en el lugar de los hechos y permitieron que el Esmad fuera armado y disparar dentro de la Universidad en contra de estudiantes", puntualizó el jurista.