El Galeras no asustó a asistentes a Carnaval de Negros y Blancos

Mientras las calles de Pasto se inundan de alegría, el volcán baja su nivel de alerta.

Para los pastusos y todos los turistas asistentes al Carnaval de Negros y Blancos que se celebra desde ayer en la capital del departamento de Nariño, la erupción del volcán Galeras la noche anterior fue una manifestación de acompañamiento y unión a la celebración que hoy es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Y así lo dejaron claro los miles de bailarines y observadores que se reunieron en el Desfile Colectivos Coreográficos que se celebró hoy desde las 4:00 p.m. por las calles de Pasto, mientras la gran montaña mostraba su calma, en medio de una soleada tarde.

El temor se redujo, aunque los pastusos nunca lo sintieron, pues zanqueros en medio de tambors, flautas, maracas, guasas y redoblantes, se distribuyeron por el centro de Pasto para hacerle honor al título otorgado por la Unesco y a ese gigante que se observa calmado desde cualquier punto de la ciudad.

Casi una decena de comparsas que bailaron diferentes ritmos de la música andina, con pintorescos trajes, participaron en el desfile que eligió a los mejores exponentes de esta cultura y quienes tendrán el honor de integrar el evento magno del Carnaval: el día que blancos que se celebrará el 6 de enero.

Por ahora, el Galeras sólo es un testigo en calma de la gran fiesta que cada año pone a Pasto como el irreemplazable protagonista de una cultura que sigue más viva que nunca.