Plan de racionamiento eléctrico en Venezuela será de cuatro horas

La restricción del servicio arrancará este miércoles a la medianoche, durante ciclos de dos semanas.

La restricción del servicio eléctrico en Venezuela tendrá una duración "máxima de cuatro horas" cada "dos días" en la región capital y comenzará a partir de mañana, informó Javier Alvarado, presidente de la Electricidad de Caracas.

Los cortes se aplicarán por sectores de la Gran Caracas, que se dividirá en seis bloques y donde habitan cerca de 7 millones de personas, y en ciclos de dos semanas hasta el próximo mes de mayo.

Centros neurálgicos como hospitales, aeropuertos, policías o bomberos quedan fuera de este plan de racionamiento que busca reducir "alrededor de 4,8 megavatios al mes", señaló Alvarado.

Por su parte, autoridades del estado Zulia (costa occidental) anunciaron cortes del suministro eléctrico de cuatro horas cada dos días a partir de este martes.

En Táchira (occidente) se informó que los cortes, que también comenzarán hoy, tendrán una duración de dos horas por sectores.

Hasta el momento, las autoridades de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) no han precisado el sistema de racionamiento de electricidad que afectará al resto de las regiones venezolanas.

Alvarado insistió en que las causas del déficit energético de un "12 por ciento (...), casi 1.700 megavatios" , se encuentran en la "excesiva dependencia" de la producción hidroeléctrica, que se ha visto mermada por la sequía provocada por el fenómeno meteorológico del Niño.

El 70 por ciento de la electricidad de Venezuela tiene como origen el embalse del Guri, en la cuenca del río Caroní (sudeste) , mientras que el restante 30 por ciento es producida por centrales termoeléctricas, precisó.

Este plan de racionamiento estratégico tiene como objetivo evitar que el país entre en una situación "crítica" a finales de febrero, señaló el lunes el ministro para la Energía Eléctrica, Ángel Rodríguez.

Igualmente, el presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció la semana pasada que los trabajadores públicos iban a reducir su jornada laboral a partir de esta semana a 5 horas, de 8.00 a 13.00 hora local, para conseguir una disminución del consumo energético cercana al 20 por ciento en el sector estatal.

Estos cortes se suman al racionamiento del suministro de agua en la capital venezolana de hasta dos días y que entraron en funcionamiento en noviembre, en medio de críticas de la oposición, que denuncia la falta de inversión en infraestructuras en los casi once años de mandato de Chávez.

Temas relacionados