Preocupante reducción del superávit fiscal reporta el Gobierno

Pasó de $8,8 billones a $1,05 billones, precisa informe del ministerio de Hacienda.  <p>&nbsp;</p>

Al cierre del tercer trimestre de 2009, el Sector Público Consolidado (SPC) registró un superávit de 1,05 billones de pesos muy inferior al registrado en el mismo periodo de un año atrás.

El informe del ministerio de Hacienda explica que la preocupante reducción los mayores recursos del Gobierno general se debe a la política contracíclica y al hueco fiscal de 7,7 billones de pesos registrados en la administración central.

El menor superávit fiscal registrado hasta septiembre del año pasado, equivalente al 0,2 por ciento del PIB (producto interno bruto) es inferior en 1,7 por ciento del PIB observado durante similar periodo de un año atrás cuando fue de 8,8 billones de pesos.

Explica el informe que este resultado se compone de un superávit del Sector Público No Financiero (SPNF) de 1,52 billones de pesos, un superávit del Banco de la República por 784.000 millones de pesos y de Fogafín por 660.000 millones de pesos, costos de la reestructuración del sistema financiero por 905.000 millones de pesos y una discrepancia estadística de 1,01 billones de pesos.

El menor superávit reportado por el SPC para el periodo enero-septiembre es consistente con la postura fiscal contracíclica adoptada por el Gobierno Central, que buscaba darle un impulso a la demanda agregada de la economía. Dicha postura se ve reflejada en el resultado fiscal del GNC (Gobierno Nacional Central) y en menor medida de las regiones, precisa el informe del Gobierno.

Reitera que el descenso en el superávit del SPC respondió esencialmente al comportamiento menos favorable del Sector Público No Financiero (SPNF), el cual registró un superávit de 1,52 billones de pesos, inferior al observado entre enero y septiembre de 2008.

Hueco fiscal del Gobierno central

Explica el documento del Gobierno que el déficit del Gobierno Central ascendió a 7,70 billones de pesos, superior al registrado entre enero y septiembre de 2008 que fue de 3,1 billones de pesos.
Este mayor desbalance respondió principalmente a la menor dinámica observada en los ingresos frente al mayor nivel de ejecución del gasto, dice el estudio.

Si bien los ingresos de la Nación registraron un crecimiento nominal de 5,5 por ciento con respecto a lo reportado durante los mismos nueve meses de 2008, los gastos se incrementaron a una mayor tasa (12,8%).

La inversión del GNC creció a una tasa de cercana a 12 por ciento, comportamiento consistente con la postura de política fiscal del Gobierno programada para 2009.

Adicionalmente, los gastos por funcionamiento presentaron un crecimiento de 16,8 por ciento, explicado en parte por la transferencia asociada al pago del subsidio a los combustibles.

Temas relacionados