Expulsan a miembro del Vaticano a cargo de servicios sexuales para terceros

Se trata del nigeriano Chinedu Thiomas Ehiem, de 40 años de edad, quien pertenecía al coro de la Santa Sede.

El Vaticano expulsó a un miembro del coro de la Capilla Giulia, cuyo nombre aparece en la investigación de la trama de corrupción en las obras del G-8 como el hombre que facilitaba encuentros homosexuales a Angelo Balducci, ex presidente del Consejo Superior de Obras Públicas italiano.

Se trata del nigeriano Chinedu Thiomas Ehiem, de 40 años, quien en las interceptaciones telefónicas realizadas por la Fiscalía de Florencia publicadas por los medios locales aparece junto al italiano Lorenzo Renzi, de 33 años, como dos intermediarios que buscaban jóvenes para encuentros homosexuales con Balducci, implicado en el escándalo.

Chinedu Thiomas Ehiem “no es un religioso, ni un seminarista”, señalaron hoy fuentes vaticanas al confirmar la noticia de su expulsión del coro, decidida, según los medios italianos, por el arcipreste de la basílica de San Pedro, cardenal Angelo Comastri, aunque el Vaticano oficialmente no ha hecho declaración alguna.

La Capilla Giulia es el coro que se utiliza en las ceremonias de la basílica de San Pedro cuando no asiste el Papa, pues cuando está presente el Pontífice se une el Coro de la Capilla Sixtina. De acuerdo con las filtraciones publicadas por la prensa local, las interceptaciones telefónicas realizadas por la Fiscalía de Florencia desvelaron que Ehiem y Renzi son “dos sujetos que pueden formar parte de una red de explotadores y encubridores de la prostitución masculina que actúa en Roma”.
 
Según los investigadores, los dos hombres proporcionaron a Balducci jóvenes seminaristas, estudiantes de colegios eclesiásticos, muchachos extracomunitarios sin permiso de residencia en Italia, futbolistas, bailarines, etc, de los que facilitaban detalladamente todos sus datos físicos y prestaciones, entre otras informaciones.

Tras conocer la aparición en los medios de las conversaciones interceptadas por la fiscalía, el abogo de Balducci, Franco Coppi, dijo hoy que es una “vergüenza” que se hagan públicas cosas “que no atañen a la investigación”. Angelo Balducci era hasta ahora presidente del Consejo Superior de Obras Públicas y fue arrestado el 10 de febrero pasado por su supuesta implicación en la trama de corrupción en las obras para construir las instalaciones de la cumbre del G-8 que debía celebrarse en La Maddalena en julio de 2009 y que finalmente tuvo lugar en L'Aquila.

En este mismo escándalo de irregularidades en la concesión de contratas públicas está también presuntamente implicado el jefe de la Protección Civil italiana, Guido Bertolaso, quien supuestamente recibió favores sexuales a cambio de concesiones en la organización de la cumbre.

Según el semanario italiano “L'Espresso”, Italia gastó 500 millones de euros en las obras para la reunión del G-8 entre La Maddalena y L'Aquila.

Temas relacionados

 

últimas noticias