Tag Ridings lidera el Pacific Rubiales Bogotá Open

El veterano Eduardo Herrera fue el mejor de los colombianos y está a cuatro golpes.

A las 6 y 50 de la mañana de este jueves, cuando el estadounidense James Hahn pegó el primer swing del Pacific Rubiales Bogotá Open, presentado por Samsung y Comcel, apenas sus dos compañeros de juego, sus respectivos caddies y dos oficiales del Nationwide Tour vieron cómo la bola aterrizaba en el green y quedaba apenas a dos metros del primer hoyo del campo Fundadores del Country Club, un par 71 que les complicó la vida a buena parte de los 135 jugadores que comenzaron el torneo.

Cinco horas después, cuando varios jugadores ya habían terminado su recorrido y en las aguas del lago se reflejaba la silueta del antioqueño Camilo Benedetti, primer colombiano en llegar al 18, en las tribunas metálicas ya no cabía nadie más, como tampoco en las carpas de la zona de comidas y los estands de las empresas patrocinadoras del certamen.

Benedetti no tuvo un buen día y finalizó con 76 golpes, cinco arriba del par, aunque se recuperó mentalmente luego de un doble bogey fatal en el segundo hoyo.

Después llegaron tres colombianos juntos, que representan el pasado, el presente y el futuro del golf en nuestro país. Eduardo Herrera, quien terminó dos golpes abajo del par; José Garrido, quien quedó siete arriba, y Óscar Álvarez, que hizo un birdie y siete bogeys para acabar seis por encima.

Herrera jugó realmente bien y quedó a cuatro impactos de los estadounidenses Tag Ridings y Dave Schultz, quienes hicieron las mejores rondas del día, seguidos a un golpe por su compatriota Tommy Gainey, el argentino Daniel Barbetti y el canadiense Bryan DeCorso.

En la tarde jugaron los otros tres colombianos que participan en el torneo. Robert Herrera hizo 70 golpes; Manuel Villegas 73, debido a bogeys en los tres primeros hoyos y un doble bogey fatal en el 9, que para él era el 18, pues arrancó desde el 10 y dio la vuelta; y Diego Vanegas 76. Al hermano de Camilo de nada le valieron cuatro birdies, aunque sigue con opción de pasar el corte.

Quien terminó muy decepcionado y con cara de pocos amigos fue el paraguayo Carlos Franco, ganador de cinco torneos del PGA Tour y mejor novato de ese circuito en 1999, quien firmó una tarjeta de 79 golpes y salió directamente hacia el campo de práctica para ver sí corrige sus golpes para la jornada de hoy, en la que se invierte el orden de salida, por lo que quienes madrugaron ayer, actúan en la tarde y los que descansaron en la mañana, comienzan desde las 6:50 a.m.

 

últimas noticias

La resiliencia de Tiger Woods