En la línea de los derechos humanos

La gestión de Gloria Flórez Schneider tiene un largo recorrido en el tema de los derechos humanos.

Opositora del Plan Colombia, fue la persona clave para denunciar las matanzas de campesinos en la zona del Catatumbo (Norte de Santander) y también quien formuló las denuncias sobre los abusos en la Hacienda Bellacruz, en el departamento del Cesar.

En 1998 recibió el Premio Robert Kennedy a los Derechos Humanos en Washington, y en 2002 fue galardonada en Europa con el Premio República de Francia. A pesar de su demostrada condición de defensora de derechos humanos y activista política, sus opositores sostienen que es uno de los enlaces del chavismo en Colombia y que no debería llegar al Parlamento Andino.

Temas relacionados