Piden ratificar condena al Estado por daños síquicos a soldado

La Procuraduría considera que la afección fue causada por el servicio.

Que se declare la responsabilidad objetiva del Ejército por haber generado irreparables daños síquicos al soldado Carlos Mario Carrillo Jaimes a consecuencia del servicio militar, la solicitó la Procuraduría General de la Nación al Consejo de Estado.

Para el Ministerio Público, los exámenes médicos practicados al joven para evaluar sus aptitudes físicas no fueron los suficientemente elaborados, y de ahí que no se haya advertido el daño que le generaría el servicio, que prestó en junio de 1996, en Bucaramanga, previo a su baja.

La Procuraduría recordó que el mismo Distrito Militar 32 los declaró apto para incorporarse a la Compañía de Instrucción del Batallón Aspc No. 5 Mercedes Ábrego y que, unos 60 días más tarde debió ser retirado del servicio por la misma unidad castrense.

"Transcurridos dos meses, fue retirado del servicio luego de habérsele practicado tres exámenes que lo declararon no apto, al diagnosticársele un trastorno psiquiátrico agudo compatible con Episodio Psicótico Esquizofreniforme", advirtió el organismo de control.

Así mismo, sus familiares informaron que siempre presentó una inmejorable salud, a todos los niveles, que le había permitido desarrollar una vida social normal, que incluía todos los procesos propios de su edad, como el haberse graduado bachiller.

En consecuencia, la Procuraduría solicitó que se confirme la decisión del Tribunal Contencioso Administrativo de Santander, que declaró la responsabilidad del Ejército Nacional, conminándolo al pago de perjuicios de índole moral y material.