Holanda registra 200 denuncias de abusos sexuales en instituciones católicas

Las violaciones fueron cometidas por los salesianos en los años 60 y 70.

La asociación holandesa Hulp & Recht (Ayuda y Derecho) asegura que ha recibido unas 200 denuncias de abusos sexuales en instituciones católicas del país, comunicadas en las últimas semanas tras divulgarse las experiencias sufridas por niños de un internado de los salesianos en los años 60 y 70.

El presidente de esta organización de apoyo a la Iglesia Católica, Jan Waaijer, reconoció que está "asustado" por el elevado número de denuncias y testimonios registrados desde finales de febrero, informan hoy varios medios holandeses.

Waaijer anunció que su asociación destinará personal adicional desde hoy mismo a gestionar estos expedientes, a fin de que la verdad se esclarezca en todos los casos, y afirmó que "una iglesia adulta y autocrítica puede hacerse cargo".

El obispo de la diócesis holandesa de Rotterdam, Ad van Luyn, que era profesor del internado en el que se produjeron los abusos, negó que estuviera al corriente de lo ocurrido y coincidió con Waaijer en que la Iglesia Católica debe realizar una investigación al respecto.

En opinión de Van Luyn, la iglesia debe "condenar alto y claro estos abusos y disculparse", además de tomar las medidas necesarias para garantizar la prevención de abusos.

La conferencia de obispos holandeses deberá pronunciarse sobre la cuestión mañana, según la agencia de noticias holandesa ANP.

Los abusos denunciados en febrero se produjeron en un centro de la localidad de 's-Heerenberg (este del país) vinculado al Monasterio de Don Rua, de los Salesianos de Don Bosco.

Un antiguo alumno declaró a Radio Netherlands que era de "conocimiento general" en el centro que "ciertos curas abusaron de niños".

Miembros de la orden confirmaron que el problema se había discutido internamente, pero sin realizarse una investigación a fondo.

El internado albergaba a un centenar de alumnos con edades comprendidas entre los 12 y los 18 años.