Al menos 265 millones de africanos padecen de hambre crónica

La cifra corresponde a un tercio de la población en ese continente.

Un total de 265 millones de los 915 millones de personas desnutridas en el mundo son africanas, lo que supone que un tercio de la población del continente padece de hambre crónica, pese a la ayuda humanitaria y la importación de alimentos, según la ONU.

Josue Dione, director Seguridad Alimentaria y Desarrollo Sostenible de la Comisión Económica para África (ECA) de Naciones Unidas, dijo hoy que el hambre se mantiene en África pese a los 3.000 millones de dólares en ayudas y los 33.000 millones en importaciones de alimentos en el continente.

En la sesión de clausura de la Cumbre Africana sobre Agroindustria y Negocios Agrícolas, celebrada en Abuya, la capital de Nigeria, Dione señaló en nombre de la ECA que gran parte de los 33.000 millones gastados en importaciones de alimentos se debían haber destinado a la producción local.

La producción obtenida con ese dinero se podría haber dedicado al comercio regional y global, y haber contribuido a la reducción de la pobreza y la mejora de la situación de África en la economía mundial.

"La agricultura africana padece sed, pues sólo un 4 por ciento de las tierras cultivables son de regadío, comparadas con el 33 por ciento de Asia o el 29 por ciento de Oriente Medio. Además, reciben 14,6 kilos de fertilizantes por hectárea, en comparación con los 114,3 kilos de los países desarrollados", agregó Dione.

El sector agrícola africano también ha ido perdiendo volumen en el mundo, ya que del 15 por ciento de la producción global en los años sesenta del pasado siglo pasó al 5,4 por ciento en los ochenta y a un 3,2 por ciento en 2006, mientras que el comercio interior agrícola africano es sólo de un 10 por ciento de este capítulo.

Según el representante de la ECA, África tiene un considerable potencial agrícola sin explotar debido a problemas estructurales y la falta de industrias de procesamiento que den valor añadido a sus productos, por lo que es poco competitiva en este sector.

Por este motivo, agregó, la ECA trata de promover cadenas que den un valor añadido a determinados productos agrícolas que se especificaron en la Cumbre de 2006 la Unión Africana, para conseguir mayores inversiones en los sectores de agroindustria y negocios agrícolas.

"El desarrollo de la agricultura para un crecimiento económico de amplia base, la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza en África requieren un enfoque integrado de la inversión en la mejora de la productividad y la eficiencia en todas las etapas", apuntó.

Para Dion, se deben promover "la investigación y el desarrollo, los mercados de productos de consumo, los niveles de producción de las fincas, la transformación, el almacenamiento, la manipulación, el transporte y la distribución al consumidor final".

Temas relacionados
últimas noticias