Funcionario del Pentágono creó una red privada para eliminar insurgentes

El departamento de Defensa de Estados Unidos abrió una investigación sobre las actividades de uno de sus funcionarios.

El departamento de Defensa de Estados Unidos abrió una investigación sobre las actividades de uno de sus funcionarios que contrató ex agentes de la CIA y de las Fuerzas Especiales y creó una red privada para localizar y matar supuestos insurgentes en Afganistán y Pakistán.

Según fuentes militares y empresarios en Afganistán y Estados Unidos que hoy cita el diario The New York Times, el funcionario Michael Furlong, "tras la fachada de un programa de beneficencia del Gobierno para recoger información" , organizó a los "contratistas" que rastrearon insurgentes en esos países asiáticos.

"Los contratistas, a su vez, recolectaron información sobre el paradero de supuestos militantes y la ubicación de campamentos insurgentes, y la información se envió a unidades militares y funcionarios de inteligencia para posibles acciones letales en Afganistán y Pakistán" , según el diario.

Durante años, los medios de prensa de Estados Unidos han informado de que la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés) y las fuerzas militares atacaban a supuestos miembros del grupo Al Qaeda y otros insurgentes desde aviones operados por control remoto.

El diario recoge la preocupación de algunos funcionarios estadounidenses por el hecho de que "Furlong, aparentemente, dirigía una operación extra oficial".

The New York Times indica que "los funcionarios dicen que no están seguros acerca de quién aprobó o supervisó el trabajo de Furlong".

En general se considera ilegal que las Fuerzas Armadas empleen contratistas para que actúen como espías, y los informantes dijeron al periódico que "la red secreta de Furlong podría haberse financiado, de manera inapropiada, desviando dinero de un programa cuyo propósito era solamente la recolección de información acerca de la región" .

Temas relacionados