Juez Especializado de Bogotá seguirá juzgando a Rito Alejo del Río

El General (r) del Ejército fue llamado a juicio por el asesinato de un campesino chocoano, decapitado por los paramilitares.

El caso del comandante (r) de la Brigada 17 del Ejército, Rito Alejo del Río, llamado a juicio por el asesinato del líder comunal, Marino López, seguirá siendo conocido por el Juzgado Octavo Penal Especializado de Bogotá, luego de que la Corte Suprema negara su propia competencia para asumir el proceso.

La determinación obedece a los alegatos de la defensa, que incluso después de iniciado el juicio, insistía en la nulidad de lo actuado, desde la etapa de investigación, pues precisaba que era un Fiscal Delegado ante la Corte Suprema el que debía haber abordado la investigación.

Sin embargo, la Alta Corporación puso fin a tales alegatos, al determinar que el decapitamiento de este líder campesino de Río Sucio, Chocó, es un homicidio en persona protegida y no un acto propio del servicio, pese al fuero del acusado como General de la República.

Del Río, alguna vez llamado por la Gobernación de Antioquia como "el pacificador de Urabá", ha sido señalado por representantes de esas comunidades como el principal gestor del paramilitarismo, que cobró la vida de miles de oriundos de la región, como lo ha denunciado la ex alcaldesa de Apartadó, Antioquia, Gloria Cuartas.

No obstante, la Justicia sólo dejó en firme la acusación por el asesinato de Marino López, perpetrado el 27 de febrero de 1997, por paramilitares del Bloque Elmer Cárdenas de las Autodefensas, comandadas por Freddy Rendón Herrera, alias "El alemán".

De momento, se encuentra en curso una impugnación ante el Tribunal Superior de Bogotá, a través de la cual se busca que se revoque el rechazo en la práctica de algunas pruebas, solicitadas por las partes ante el Juzgado Octavo Penal Especializado de Bogotá.