En riesgo $440 mil millones para la red hospitalaria de Bogotá

Si el Concejo de Bogotá no aprueba esa adición presupuestal y la Corte Constitucional proclama inviable la Emergencia Social, se afectarían las finanzas para la salud.

El secretario de Salud, Héctor Zambrano, hizo un llamado al Concejo de Bogotá para que apruebe el próximo 26 de marzo la adición presupuestal solicitada por la Administración Distrital para apalancar la red hospitalaria pública de la capital, la cual presenta un déficit en sus finanzas.

La preocupación de Zambrano se centra en que si la Corte Constitucional declara inviable la Emergencia Social y hasta ese momento el Cabildo Distrital no ha aprobado esos recursos, los hospitales de la ciudad se verían seriamente afectados.

La idea es que antes del 19 de abril se apruebe ese presupuesto, pues hasta esa fecha la Corte tiene plazo para emitir su concepto con respecto a la Emergencia Social.

De no aprobarse los 440 mil millones de pesos, los eventos no POS (Plan Obligatorio de Salud) podrían verse afectados; es decir, la medicina interna y especializada.

De los 440 mil millones de pesos, 180 mil millones están destinados a la red pública hospitalaria, el resto le serán asignados a las aseguradoras y a cubrir deudas que el Distrito tiene con IPS privadas por la prestación de servicios que no hacen parte del Plan Obligatorio de Salud.

La red hospitalaria del Distrito atraviesa por una grave crisis financiera debido al déficit presupuestal que alcanza los 180 mil millones de pesos y por la cartera morosa que supera los 400 mil millones de pesos.

Uno de los motivos por los cuales se ha generado una situación compleja en la sostenibilidad de la red hospitalaria tiene que ver con los miles de servicios que se prestan y no son pagos, en su mayoría cuando son eventos no POS.

"No hay quién pague, el usuario no tiene cómo cancelarlos, las Entidades Promotoras de Salud (EPS) y los entes territoriales tampoco tienen cómo hacerlo", puntualizó Zambrano.

Cartera morosa de los hospitales distritales

La cartera morosa de la red pública hospitalaria cada día va en ascenso. La Secretaría de Salud informó que ya supera los 400 mil millones de pesos.

El hospital Simón Bolívar, por ser especialista en quemados (evento no POS), es uno de los centros médicos con mayor cartera morosa, alcanzando los 80 mil millones de pesos.

En la misma situación se encuentran otros hospitales como Kennedy, especialista en neurocirugía; Túnal, cardiología y uncología; La Victoria, por prestar el servicio a todo el sector suroriental de la ciudad; y Suba y Engativá, centros que han tenido dificultades por el crecimiento poblacional que se da en esa zona de la capital.

Pese al déficit presupuestal, el Secretario de Salud aseguró que ningún hospital será cerrado. "Eso ha implicado que la ciudad haga esfuerzos fiscales muy complejos, pero los servicios se mantendrán así algunos hospitales tengan varias deudas acumuladas".

Igualmente, otros municipios y departamentos del país le deben a Bogotá más de 70 mil millones de pesos, correspondientes a los eventos que cubre el Distrito de personas que vienen de otras regiones del país como los desplazados.

En Bogotá, se prestan más de cinco millones de atenciones médicas al año, 200 mil urgencias, más de un millón de consultas a especialistas, alrededor de 30 mil partos y unas 200 mil cirugías.