Rajoy y Uribe piden colaboración y claridad antiterrorista sin citar a Chávez

Respaldaran que todos los países democráticos deben ser claros y contundentes y colaborar en la lucha contra el terrorismo.

El líder del PP, Mariano Rajoy, mantuvo este viernes una reunión con el presidente, Álvaro Uribe, en la que dijo que hubo coincidencia "plena" en que todos los gobiernos sean claros y contundentes en la colaboración antiterrorista, pero no citó expresamente en esa petición a Hugo Chávez.

Rajoy compareció en rueda de prensa en el Palacio de Nariño tras casi hora y media de entrevista con Uribe en la que explicó que la lucha antiterrorista fue uno de los ejes principales de la conversación.

En ese sentido, aseguró que hubo coincidencia "plena y total" entre ambos de que debe haber una respuesta global a un terrorismo global.

De ahí, que respaldaran que todos los países democráticos deben ser claros y contundentes y colaborar en la lucha contra el terrorismo.

En su intervención inicial, Rajoy no hizo mención expresa a la actitud de Venezuela tras el auto del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en el que apunta a una posible colaboración del Gobierno de este país en la relación entre ETA y las Farc.

Sólo aludió implícitamente a ello cuando al rechazar cualquier negociación con los terroristas defendió, entre otras medidas, la aplicación de las leyes y al acatamiento siempre "de las resoluciones y las sentencias de los tribunales de Justicia".

Al pedirle posteriormente los periodistas que expresara su opinión sobre el riesgo que para Colombia podría tener la relación de Venezuela con ETA y las FARC, señaló que no iba a entrar en más detalles sobre el Ejecutivo venezolano.

Reiteró que cualquier país que sufra la lacra del terrorismo tiene el derecho que todos los demás colaboren a fondo con él para acabar con esa lacra.

"Lo que pido a todos es la máxima colaboración posible y no voy a entrar en nada más" , añadió el presidente del PP, quien ante una nueva pregunta sobre la posibilidad de que su partido esté buscando réditos políticos con la decisión del juez Velasco, negó tajantemente este extremo y subrayó que, en España, los tribunales son independientes.

En esa línea, insistió: "las sentencias de los tribunales se respetan y se acatan nos gusten o no, y yo nunca discutiré la sentencia de un tribunal porque ésas son las reglas del juego de una democracia".

Respecto a la posibilidad de que en su reunión con Uribe comentaran cómo afrontar la actitud del Gobierno de Chávez ante la investigación sobre su relación con ETA y las FARC, repitió que no tenía nada más que decir a lo que ya había apuntado.

"Espero que las cosas vuelvan a su cauce y todos colaboremos lealmente contra el terrorismo y seamos solidarios unos con otros", añadió.

Fuentes del PP rechazaron posteriormente que Rajoy haya suavizado su posición ante el Gobierno de Hugo Chávez tras la entrevista con Uribe y justificaron que no criticara abiertamente al presidente venezolano por estar en las dependencias del Palacio de Nariño y porque existe una labor de mediación entre Colombia y Venezuela que está llevando a cabo el presidente dominicano, Leonel Fernández.

Las mismas fuentes recordaron que Rajoy, en su primer acto ayer en Bogotá al inaugurar la sede del PP en la capital colombiana, advirtió, también sin citar expresamente a Chávez, de que "quien no atiende los autos de los tribunales no es un demócrata".

Rajoy, quien calificó de "muy agradable" la reunión que mantuvo con Uribe, destacó el crédito que se ha ganado el presidente colombiano tanto dentro como fuera de su país y elogió los avances que ha conseguido en el ámbito de la seguridad.

"Es un legado que queda y estoy convencido de que la persona que lo sustituya procurará mantener" , añadió el presidente del PP, quien ensalzó también el balance económico de Uribe.

Del mismo modo, dio su total respaldo al acuerdo de libre comercio de la Unión Europea con Colombia y Perú y confió que pueda ultimarse en la cumbre UE-América Latina y Caribe, que se celebrará en mayo en Madrid en el marco de la presidencia española de la Unión Europea.

Tras su estancia en Bogotá, Rajoy se trasladó a Cartagena de Indias para visitar un proyecto de cooperación internacional en apoyo de mujeres en riesgo de exclusión social y que lleva a cabo la Fundación Humanismo y Democracia.

Temas relacionados