Berlusconi apoya a Benedicto XVI por los escándalos de pederastia

"Nuestra gente sabe distinguir entre los errores humanos, de los que la historia está llena", dice una carta publicada por el primer ministro italiano.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, expresó este lunes su "solidaridad" con el papa Benedicto XVI ante los escándalos de pederastia que salpican a la Iglesia católica, entre ellos el de Irlanda, que motivó la firma el pasado viernes de una carta pastoral del Pontífice.

"Benedicto XVI, igual que sus recientes predecesores, está llamado a menudo a afrontar situaciones difíciles, que se convierten en motivo de ataque a la Iglesia e, incluso, a la sustancia misma de la religión cristiana", afirma Berlusconi en un comunicado de prensa divulgado.

"El modo en el que él responde es extraordinariamente eficaz, al menos para cualquier persona que no se deje llevar por sentimientos que llevan un prejuicio hostil, y lo es por su humildad y sinceridad unidas a la claridad de las razones que el Papa pone sobre el terreno" , prosigue el primer ministro.

Berlusconi cree que la carta pastoral a los católicos irlandeses, en la que Benedicto XVI expresaba abiertamente "vergüenza y remordimiento" ante los abusos sexuales a menores por parte de curas de Irlanda, es sólo "el último ejemplo de este gran carisma".

"En nombre del Gobierno italiano quiero expresar a Benedicto XVI todo el afecto, la cercanía y la solidaridad que tiene hacia él nuestro pueblo. Nuestra gente, de hecho, sabe distinguir entre los errores humanos, de los que la historia está llena, y los enormes frutos del bien que han nacido y siguen naciendo de la raíz cristiana", concluye el primer ministro italiano.