Aprobada adición presupuestal para la red hospitalaria por $440 mil millones

El Concejo de Bogotá aprobó el ajuste económico antes de que la Emergencia Social sufriera algún traspié.

La adición presupuestal para la red hospitalaria pública por 440 mil millones de pesos garantiza el pago de la deuda de la salud distrital por atención a eventos no incluidos en el Plan Obligatorio de Salud (POS).

El concejal Felipe Ríos, ponente de la norma dijo "sin duda es un alivio para el sector salud de Bogotá pues garantiza la utilización de estos recursos antes de que la emergencia social tenga un traspiés en la Corte y la capital pueda perder estos recursos".

Ríos destacó la aceptación que tuvo su propuesta de sacar dos "micos" que se le estaban montando al proyecto por cerca de 700 mil millones de pesos que comprometían vigencias futuras de la ciudad hasta el 2015.

"Era absolutamente inconveniente que el distrito pretendiera aprovechar la premura de tiempo para meter en este proyecto dos "micos" uno por 347 mil millones de pesos para la semaforización de la ciudad y otro por 328 mil millones de pesos para obras del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU)", puntualizó el Cabildante.

De los 440 mil millones de pesos, 180 mil millones están destinados a la red pública hospitalaria, el resto le serán asignados a las aseguradoras y a cubrir deudas que el Distrito tiene con IPS privadas por la prestación de servicios que no hacen parte del Plan Obligatorio de Salud.

La red hospitalaria del Distrito atraviesa por una grave crisis financiera debido al déficit presupuestal que alcanza los 180 mil millones de pesos y por la cartera morosa que supera los 400 mil millones de pesos.

Uno de los motivos por los cuales se ha generado una situación compleja en la sostenibilidad de la red hospitalaria tiene que ver con los miles de servicios que se prestan y no son pagos, en su mayoría cuando son eventos no POS.

"No hay quién pague, el usuario no tiene cómo cancelarlos, las Entidades Promotoras de Salud (EPS) y los entes territoriales tampoco tienen cómo hacerlo", señaló Zambrano.

Cartera morosa de los hospitales distritales

La cartera morosa de la red pública hospitalaria cada día va en ascenso. La Secretaría de Salud informó que ya supera los 400 mil millones de pesos.

El hospital Simón Bolívar, por ser especialista en quemados (evento no POS), es uno de los centros médicos con mayor cartera morosa, alcanzando los 80 mil millones de pesos.

En la misma situación se encuentran otros hospitales como Kennedy, especialista en neurocirugía; Túnal, cardiología y uncología; La Victoria, por prestar el servicio a todo el sector suroriental de la ciudad; y Suba y Engativá, centros que han tenido dificultades por el crecimiento poblacional que se da en esa zona de la capital.

Pese al déficit presupuestal, el Secretario de Salud aseguró que ningún hospital será cerrado. "Eso ha implicado que la ciudad haga esfuerzos fiscales muy complejos, pero los servicios se mantendrán así algunos hospitales tengan varias deudas acumuladas".

Igualmente, otros municipios y departamentos del país le deben a Bogotá más de 70 mil millones de pesos, correspondientes a los eventos que cubre el Distrito de personas que vienen de otras regiones del país como los desplazados.

En Bogotá, se prestan más de cinco millones de atenciones médicas al año, 200 mil urgencias, más de un millón de consultas a especialistas, alrededor de 30 mil partos y unas 200 mil cirugías.