Ideólogo de "revolución" chavista anuncia que se retira de la política

El ex militar, de 75 años, dijo: "estamos cambiando un internacionalismo, característica de las revoluciones, por un nacionalismo pequeño burgués".

El ex general de Ejército venezolano Alberto Müller Rojas, considerado uno de los ideólogos de la "revolución" del presidente Hugo Chávez, anunció en una entrevista publicada hoy que se retira de la política, porque el "proceso revolucionario" en Venezuela está "pésimo".

En declaraciones al diario regional Panorama, considerado de línea pro gubernamental, el ex militar, de 75 años, dijo: "estamos cambiando un internacionalismo, que es la característica de las revoluciones, por un nacionalismo pequeño burgués que no representa las expectativas de la sociedad".

Según indica el diario, Müller anunció durante la entrevista su pase a retiro de la arena política porque se cansó de "ver más de lo mismo".

A raíz de la entrevista, varios medios venezolanos aseguraron que el ex general ha renunciado al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), del que ha sido uno de los vicepresidentes, pero no ha habido confirmación oficial.

En las declaraciones que publica Panorama en su página de internet, Müller, que no aparece desde hace tiempo en los actos públicos del PSUV, subrayó que el momento que vive la Revolución "está pésimo; todo lo que está pasando no es sano para el proceso revolucionario".

"Tenemos que hablar de socialismo, no de personas, ni de etiquetas", señaló, antes de añadir que hace "tiempo" que no habla con Chávez: "Yo diría que desde el año pasado no hablamos".

Sobre otros dirigentes del PSUV, manifestó, sin identificar a ninguno, que hay muchos burgueses y que "con su forma de vida lo demuestran".

Chávez nombró a Müller primer vicepresidente del PSUV el 2 de marzo de 2008, al oficializar ese día el nacimiento de esa agrupación con la suma de militantes de varios otros partidos que le apoyaban.

Dos años antes, en febrero de 2006, y dos décadas después de dejar el Ejército, Müller fue llamado al servicio activo por Chávez para dirigir el entonces recién creado Estado Mayor Presidencial.

Müller, que en su día había propuesto aprovechar "la gran capacidad para la violencia" de los venezolanos, incluso "lanzando piedras", para hacer frente a una posible invasión militar estadounidense, ha protagonizado algunas disputas verbales con Chávez.

En julio de 2007, en respuesta a unas declaraciones de Müller sobre "la necesaria politización" de la Fuerza Armada, Chávez consideró entonces que esas "declaraciones extrañas" daban "armas al enemigo".

La Fuerza Armada "no se va a partidizar" y "cuando un soldado dice 'patria, socialismo o muerte' es porque está consciente de que sólo por el camino del socialismo tendremos patria", afirmó Chávez en aquella ocasión.

En opinión de Müller, había una "contradicción" de Chávez, al hablar de la "profesionalización" de la Fuerza Armada y "simultáneamente" de la "defensa de todo el pueblo y de la guerra de resistencia".

El general, que pasó nuevamente a retiro militar el 24 de junio de 2007, incluso habló de "presiones", a lo que a Chávez respondió en aquel momento: "grave es decir que el Alto Mando me ha presionado".