Corte Penal Internacional investigará crímenes en Kenia

La investigación es por la violencia registrada tras las elecciones de 2007, en donde se presentaron 1.200 asesinatos.

La Corte Penal Internacional (CPI) ha admitido a trámite la petición del fiscal jefe, Luis Moreno-Ocampo, de investigar la posible comisión de crímenes contra la humanidad en la ola de violencia política que afectó a Kenia entre 2005 y 2009, informó el tribunal.

La investigación se refiere a la violencia que tuvo lugar en ese país en especial tras las elecciones de 2007, con acciones que incluyen más de 1.200 asesinatos, violaciones y otros delitos de violencia sexual, deportación y otros actos inhumanos, según detalló la fiscalía cuando presentó su solicitud, en noviembre pasado.

La mayoría de los jueces del tribunal ha decidido que debía incoarse una investigación, al considerar que de la información remitida por el fiscal se deriva que "existe base razonable para creer que se cometieron crímenes contra la humanidad en territorio keniano".

Para la mayoría de magistrados del tribunal, se cumplen los llamados "estándares de prueba" marcados para considerar que existe jurisdicción del CPI en la causa.

Uno de los jueces de la corte en La Haya, Hans-Peter Kaul, ha querido presentar su opinión disconforme con la apertura de una investigación, pues cree que "no se ha probado lo suficiente" que puedan haberse cometido crímenes contra la humanidad en Kenia en los últimos años.

Se podrán investigar los hechos ocurridos entre el 1 de junio de 2005 (fecha en que el Estatuto de Roma de Naciones Unidas entró en vigor en Kenia) y el 26 de noviembre de 2009, cuando la fiscalía presentó su petición de investigación al CPI.

La República de Kenia ratificó el Estatuto de Roma el 15 de marzo de 2005, convirtiéndose en Estado parte de Naciones Unidas y sometiéndose a su jurisdicción.