En Barcelona, Coldplay ofreció un concierto gratuito para promocionar su disco

Primero hablaron con la prensa española sobre el disco 'Viva la vida or Death and all his friends', inspirado en Frida Kahlo, y luego se presentaron en el Espacio Movistar ante mil personas.

El concierto estuvo precedido de otro el día anterior en Londres y esta serie de citas íntimas se completarán el próximo 23 de junio en Nueva York. En definitiva, los tres lugares donde se ha grabado el disco 'Viva la vida', título inspirado en un cuadro homónimo de Frida Kahlo.

El grupo que lidera Chris Martin interpretó en los inicios de la velada 'Life in Technicolor' uno de los diez temas del nuevo álbum, concebido como una obertura casi sinfónica en la que los sintetizadores iniciales van dando paso a guitarras y a percusiones africanas.

Después, Coldplay repasó hasta ocho de los diez temas de 'Viva la vida', disco que la banda quería que tuviera una duración de 45 minutos, conscientes de que los jóvenes de hoy no tienen mucho tiempo y consumen mucha música muy rápidamente
Otros títulos que tocaron fueron 'Viva la vida', 'Chinese Sleep Chant', '42', 'Lost!' o la acústica y de aires celtas 'Strawberry swing'.

Intercaladas en medio del concierto, ofreció a su auditorio los temas más populares de su carrera, como 'Clocks' o 'In my place' -coreada, casi deletreada, por el público-, o el himno generacional 'Fix you', cantado y saltado por el público con los teléfonos móviles en alto.

Con 'Lovers in Japan' (Viva la vida) y una nube de confeti sobre el público dieron fin a la velada.

La banda recalará nuevamente en Barcelona, además de en Madrid el próximo septiembre dentro de la gira mundial que emprenderá a partir de julio. 

Horas antes del concierto los músicos hablaron con los periodistas españoles en una rueda de prensa en la que expresaron que el nuevo trabajo recoge el "eco español".

Martin también dijo que el disco fue grabado bajo la influencia de "las vistas, los sonidos y los sabores de América Latina y España". El disco contiene diez nuevas canciones grabadas en Londres, Barcelona y Nueva York bajo la producción de Markus Dravs y de Brian Eno, músico conocido por sus colaboraciones con U2, King Crimson o Peter Gabriel.

El batería, Will Champion, explicó la elección de Barcelona como una forma de "agradecer a la gente" que les "ha ayudado tanto".

Para el bajista, Guy Berryman, la confluencia en el mismo proyecto de "dos personalidades tan marcadas y opuestas" como Brian Eno y Marku Dravs proporcionó "un ambiente de trabajo interesante". Al respecto, Chris Martin dijo que "era como tener juntas a las dos potencias, EEUU y Rusia. Es como tenerlo todo: a veces resulta difícil y otras, positivo".

Los miembros de Coldplay desconocen todavía quién será el productor de su próximo álbum, aunque expresan su deseo de volver a trabajar con Rich Simpson.

El nombre del cuarto disco hace referencia a dos de los temas incluidos en él, que se suman a 'Life in Technicolor', canción que abre el disco, o 'Strawberry swing'.

Los británicos, que debutaron con "Parachutes" en el año 2000, se convirtieron en una de las bandas más relevantes del panorama musical actual desde que lanzaran su segundo álbum, 'A rush of blood to the head', en 2002, y con 'X&Y' se situaron como herederos de U2.

Martin no ve una contradicción en participar en campañas humanitarias y ganar mucho dinero con la venta de discos: "siempre tomamos decisiones que creemos que ayudan a la gente, por tanto no es contradictorio".

 

últimas noticias

Pussy Riot, la nota feminista