McCain cuestiona a Obama por no apoyar TLC con Colombia

El candidato republicano John McCain le criticó a Obama, su rival demócrata, el hecho de no estar dispuesto a aprobar el Tratado de Libre Comercio con Colombia. Así mismo, cuestionó los acercamientos con el presidente venezolano Hugo Chávez.

 Latinoamérica

9:45 El candidato republicano a la presidencia de EE.UU., John McCain, acusó a su oponente demócrata, Barack Obama, de no haber viajado nunca a Latinoamérica y de no querer ayudar a Colombia con la aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC).

"El senador Obama, que nunca ha viajado al sur de nuestra frontera, se opone al TLC con Colombia. El mismo país que nos está ayudando a parar la introducción en nuestro país de las drogas que están matando a nuestros jóvenes. El mismo país que ha liberado a los tres estadounidenses", que estaban prisioneros de las Farc.

McCain dijo que Colombia es el país que "nos ayudará a crear empleo en EE.UU., porque nos permitirá vender allí nuestros productos sin tener que pagar, sin tener que desembolsar los billones de dólares que ya hemos pagado".

"Para apoyar el TLC con Colombia no hay que ser muy inteligente, pero quizás el senador Obama debería viajar allí y visitar (Colombia) y entonces quizás lo entendería algo mejor", dijo McCain.

El senador Obama respondió a estos ataques asegurando que "lo entiende bastante bien", y destacando el motivo por el que se oponen los demócratas al TLC.

"La historia de Colombia, ahora mismo, es que los líderes sindicales están siendo objeto de asesinatos, de forma consistente, y no se está persiguiendo a los culpables", dijo Obama.

El candidato demócrata indicó que el TLC recoge protecciones laborales y medioambientales, pero "ahora mismo tenemos que alzar la voz en pro de los derechos humanos, y nos tenemos que asegurar de que no se ataque a los trabajadores que están tratando de organizarse para defender sus derechos".

"Este es el motivo por el que, por ejemplo, apoyé el TLC con Perú, que está mucho mejor estructurado. En caso de llegar a la Casa Blanca, Obama será un presidente que entenderá los beneficios del libre comercio, pero que se opondrá a los tratados comerciales injustos", dijo.

McCain, de nuevo en línea de ataque, acusó a Obama de oponerse al Tratado de Libre Comercio "con uno de nuestros mejores aliados en la región", pero quererse sentar a negociar sin condiciones previas con (el líder venezolano) Hugo Chávez, el tipo que ha ayudado a las Farc, la organización terrorista.

El candidato republicano acusó también a Obama de oponerse al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, a lo que el demócrata le contestó que éste Tratado no contempla los suficientes protecciones laborales y medioambientales.

Economía

9:30 Los candidatos a la Casa Blanca, el republicano John McCain y el demócrata Barack Obama, discreparon sobre cómo resolver la crisis económica en su último, y mejor debate, que tuvo como protagonista inesperado a un fontanero.

Los dos candidatos, por primera vez, interactuaron, se miraron con frecuencia y mantuvieron algo parecido a una conversación en el debate de hora y media celebrado en la Universidad Hofstra, en las afueras de Nueva York.

Ayudó el formato. Por primera vez, ambos se sentaron en torno a una mesa, en lugar de deambular sobre un escenario o hablar tras un podio, lo que facilitó el intercambio de opiniones, en ocasiones de modo acalorado.

Así ocurrió cuando hablaron sobre las campañas negativas y el comportamiento de los respectivos simpatizantes en los mítines de los candidatos y sus vicepresidentes.

"El ciento por ciento de sus anuncios de propaganda han sido negativos, John", insistió Obama. "Eso no es verdad", le respondió un McCain que, por detrás en las encuestas, se mantuvo a la ofensiva durante todo el evento. "Sí. Es verdad", añadió Obama en uno de los intercambios más duros del debate.

"Lamento los aspectos negativos de esta campaña. Algunos de ellos han sido inaceptables", señaló el senador republicano por Arizona, que también exigió a Obama disculpas por declaraciones de algunos demócratas.


El debate tuvo un protagonista inesperado, Joe Wurzelbacher, o "Joe el fontanero".

Este votante, al que conoció Obama en Ohio, se convirtió en el ejemplo usado por ambos candidatos, una y otra vez a lo largo de todo el debate, para explicar su programa de recuperación económica y de recorte de impuestos.

El demócrata quiere favorecer a la clase media en detrimento de las pequeñas empresas, a lo que el republicano se opone. "No voy a permitir una subida de impuestos a las pequeñas empresas", dijo McCain, quien destacó que son los pequeños negocios los que crean riqueza y empleo en el país, y a los que hay que favorecer.

"Joe,-le dijo al fontanero- cuando sea presidente yo haré que puedas comprar esa empresa que quieres, mantendré tus impuestos bajos y tus empleados podrán tener un buen seguro médico" , prometió, mirando a la cámara.

El candidato demócrata, por su parte, insistió en que sus planes son los de recortar los impuestos a la clase media aunque ello deje fuera a los negocios. "A nadie le gustan los impuestos -dijo Obama-, pero tenemos que pagar las inversiones básicas", a lo que McCain le contestó que "si a nadie le gustan los impuestos, no se los subamos a nadie, vale?".

En general, en un debate en el que la economía mandó, ambos candidatos se esforzaron en mostrar una imagen "presidenciable" e incluso tuvieron buenas palabras para el compañero de fórmula del rival. Sarah Palin, la candidata a la vicepresidencia republicana, es, según Obama, una "política capaz".

Obama, que partía con ventaja en las encuestas, buscaba mantener la imagen de líder imperturbable y sólido que había proyectado en otros debates, mientras que McCain, que necesitaba dar un vuelco a los sondeos, respondió con un mayor dinamismo del mostrado en otros debates.

Quizás a McCain le correspondió la mejor respuesta del debate. Ante las críticas de su oponente, que le comparaba con el presidente George W. Bush, replicó: "senador Obama, yo no soy el presidente Bush. Si usted quería competir contra Bush, debía haberse presentado a las elecciones hace cuatro años".

El debate repasó también otros asuntos: la cobertura sanitaria, la energía y el libre comercio, entre otros. En un momento dado, McCain acusó a su rival de no favorecer el libre comercio, al oponerse, como el resto de los legisladores demócratas, a la firma del tratado pendiente con Colombia.

Obama replicó que se opone debido a la falta de protección a los trabajadores y a los defensores de los derechos humanos, y recordó que sí ha votado a favor del TLC con Perú.

"Necesitamos un presidente que entienda el libre comercio, pero también que se pronuncie ante lo que es injusto", aseguró.

Aborto

9:15 El senador John McCain reiteró su oposición al aborto, pero aseguró que su opinión frente a ese tema que divide a los estadounidenses no incidiría a la hora de designar a los jueces del Tribunal Supremo de Estados Unidos. "La designación de los candidatos al Supremo debe basarse en sus antecedentes, en sus dictámenes, no en su ideología política", dijo McCain en el tercer y último debate frente a su rival demócrata, el senador Barack Obama.

"Debemos designarlos de acuerdo con sus buenas calificaciones, aunque no creo que ser partidario del aborto sea una buena calificación", dijo McCain. El aborto quedó legalizado en 1973 y ha sido desde entonces el punto principal de contención entre los sectores conservadores, principalmente republicanos, y los liberales, la mayoría de ellos demócratas.

El Tribunal Supremo, la última instancia judicial del país, está integrado por nueve jueces con carácter vitalicio que son designados por el presidente de EE.UU. y cuyo nombramiento debe ser ratificado por el Congreso. Obama coincidió con McCain en cuanto a que lo primordial en la designación de esos magistrados "es la forma en la que se valore su capacidad de administrar justicia. Yo miraré sus antecedentes cuando se trate de hacer una designación de ese tipo".

"Pero yo soy alguien que cree que la decisión (de legalizar el aborto) fue la correcta. Son las mujeres, en consulta con sus familiares, las que están en mejor posición de tomar una decisión", sobre el aborto, dijo Obama.


Acusaciones mutuas

9:00 John McCain y Barack Obama, intercambiaron acusaciones de realizar campañas negativas de cara a las elecciones del 4 de noviembre. “Lamento los aspectos negativos, algunos de ellos han sido inaceptables”, señaló McCain, ante su rival demócrata. Así mismo, se refirió a los ataques lanzados contra su compañera de fórmula, Sarah Palin.

"Usted no repudió esa propaganda negativa. Usted no ha dicho la verdad a los estadounidenses", le dijo a Obama.

"Cada vez que algún republicano ha hecho afirmaciones que se han pasado de la raya yo las he rechazado. Espero que el senador Obama también lo haga... sobre todo aquellas que han sido injustas y totalmente inadecuadas", reclamó.

El aspirante demócrata rechazó esas acusaciones y contraatacó afirmando que "casi todos están convencidos de que es el senador McCain quien ha librado una campaña muy negativa".

"No sólo ha sido la campaña de McCain la que ha sido negativa, sino también las organizaciones que le apoyan", dijo el senador por Illinois. "El ciento por ciento de sus anuncios de propaganda han sido negativos, John", insistió.

"Eso no es verdad", le respondió su rival. "Sí. Es verdad", replicó Obama en uno de los intercambios más duros del debate en el que los dos candidatos marcaron las diferencias que les separan frente a las soluciones que han propuesto para combatir la crisis financiera.

En este intercambio también salieron a relucir las denuncias de las supuestas relaciones de Obama con William Ayers, en otro tiempo vinculado a organizaciones terroristas, que fueron lanzadas por el partido republicano. McCain indicó que su campaña ha girado en torno a temas. Pero el demócrata rebatió que "cuando la gente sugiere que me rodeo de terroristas, creo que no estamos hablando de temas...".

El senador por Arizona también acusó a su contrincante de no cumplir la palabra empeñada y se refirió a la promesa del senador de Illinois de no utilizar fondos públicos para su campaña.  "No cumplió su palabra. Y ahora tenemos que el senador Obama ha realizado la campaña de más gastos en la historia", aseguró.

Obama dice que Palin es una “política capaz”

8: 45 El candidato demócrata Barack Obama alabó la talla política de su compañero de papeleta, Joe Biden, "el mejor servidor público de este país", aunque afirmó que la candidata republicana a la vicepresidencia, Sarah Palin, es una "política capaz".

Obama hizo estas afirmaciones durante el tercer y último debate con su oponente, John McCain, cuando el presentador Bob Schieffer les preguntó por qué su candidato a la vicepresidencia era mejor que el otro. "Joe Biden es uno de los mejores servidores públicos de este país y no solo porque es el congresista con mayor experiencia en política exterior sino porque durante toda su vida siempre ha luchado al lado de la clase trabajadora", dijo Obama.

"Tras ocho años de políticas fallidas, los dos hemos coincidido en que tenemos que volver a invertir en la clase trabajadora", dijo el candidato demócrata. John McCain, por su parte, destacó de la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, que es un "modelo" para las mujeres, y una "reformadora, que ha luchado contra la corrupción y por la independencia energética".

Palin, que tiene un hijo con el síndrome de Down, "sabe además lo que son los niños con necesidades especiales", y luchará por ellos, dijo McCain.

Obama afirmó, a este respecto, que la candidata a la vicepresidencia del partido republicano es una "política capaz", y coincidió en su sensibilidad hacia las familias con niños con minusvalías, aunque indicó que su campaña propone mayores inversiones para este colectivo. "Por qué Obama siempre habla de gastar más, y no de hacerlo con mayor transparencia", dijo al respecto McCain.

El republicano valoró, por su parte, la capacidad de Joe Biden, si bien destacó que pese a su experiencia en política exterior, "ha hecho planteamientos muy erróneos": "Honestamente, hemos discrepado en muchas cosas en política exterior", apuntó McCain.

McCain a Obama: "Yo no soy el presidente Bush"

8:30 McCain prometió que liderará al país “en una nueva dirección”, después de que Obama vinculase su trayectoria con la del actual inquilino de la Casa Blanca.

"Senador Obama, yo no soy el presidente Bush. Si usted quería competir contra Bush debería de haberse presentado hace cuatro años", afirmó el republicano.

Durante el cara a cara de esta noche en la Universidad Hofstra (Nueva York), el candidato demócrata recordó que cuando el actual gobernante llegó a la presidencia el país tenía un superávit presupuestario y ahora acumula un déficit que supera el medio billón de dólares.

El demócrata trató de vincular a su rival republicano con esas políticas de endeudamiento, al señalar que McCain había votado por la mayoría de los presupuestos presentados por su correligionario Bush. "El senador McCain votó por cuatro de


los cinco presupuestos de Bush", afirmó Obama.

En ese punto, el candidato republicano respondió que logrará "equilibrar el presupuesto" mediante una política que haga hincapié en la independencia energética, en el control del gasto y la lucha contra los intereses especiales.

McCain, que a lo largo de su campaña ha insistido en su trayectoria independiente y en su disponibilidad a plantar cara a su propio partido, dijo que se había opuesto a la actual administración en temas como el cambio climático o la forma en la que se había gestionado la guerra de Irak.

"Tengo un largo historial reformista", apostilló. Obama, por su parte, aseguró que logrará reducir el gasto público al establecer prioridades que implican acabar con aquellos programas federales que no funcionan y que permiten continuar y mejorar aquellos que sí tienen un buen rendimiento.

"Eliminaré un montón de programas que no funcionan", prometió el demócrata, quien también insistió en la necesidad de impulsar una política energética independiente y en apostar por la educación de la próxima generación de estadounidenses.

El debate de hoy, cuya organización ha costado 1,35 millones de dólares, tiene como tema central la economía y asuntos de política interna.

Impuestos

8:15 “No voy a permitir una subida de impuestos a las pequeñas empresas”, dijo el republicano McCain, quien destacó que son los pequeños negocios los que crean riqueza y empleo en el país, y a los que hay que favorecer.

El candidato demócrata, por su parte, insistió en que sus planes son los de recortar los impuestos al 95 por ciento de las familias estadounidenses, las de clase media, que ingresan rentas inferiores a 250 mil dólares al año, aunque ello deje fuera a los negocios.

Tras esta afirmación, el republicano, que parte en desventaja en las encuestas, aseguró que sus planes son los de aplicar un alivio fiscal a las pequeñas empresas, a "los propietarios de pequeños negocios que luchan por sacar adelante sus empresas, y que crean empleo".

Ambos se refirieron a la grave crisis que vive el país, y que fue calificada por Obama como la "peor desde la Gran Depresión". "La gente está sufriendo, y están enfadados. Están enfadados porque se han convertido en las víctimas de los excesos de Wall Street", dijo McCain.

"A nadie le gustan los impuestos, pero tenemos que pagar por las inversiones básicas", dijo Obama, a lo que McCain le contestó que "si a nadie le gustan los impuestos, no se los subamos a nadie, vale?".

McCain acusó a su contrincante de querer, con sus planes fiscales, tomar los beneficios que están obteniendo las pequeñas empresas y repartirlos entre los demás, a lo que él se opone.

El tercer y último debate entre los candidatos presidenciales de EE.UU. se celebra en la Universidad Hofstra, en las afueras de Nueva York, y está centrado hasta ahora en la economía.

El debate, de una hora y media de duración, está moderado por el periodista Bob Schieffer, de la cadena CBS. La Bolsa de Nueva York cerró con una caída del 7 por ciento de su índice Dow Jones de Industriales, después de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, advirtiera de que aunque los mercados se estabilicen aún llevará un tiempo el que la economía se recupere.

Al inicio del debate ambos candidatos describieron por encima los planes económicos que han presentado en los últimos días para mitigar la crisis, en caso de que alcancen la presidencia del país.

Último debate electoral

8:00 El tercer y último debate, de una hora y media de duración, está moderado por el periodista Bob Schieffer, de la cadena CBS, que dará a los candidatos dos minutos para responder a cada una de sus preguntas, seguidos de cinco minutos más para posibles réplicas.

A diferencia de encuentros anteriores, en esta ocasión Obama y McCain hablarán no tras un podio o caminando sobre un escenario, sino sentados a una mesa, algo que se espera que de fluidez a sus intercambios verbales.

El debate, que ha costado 1,35 millones de dólares organizar, según la Universidad Hofstra, tiene como tema central la economía y asuntos de política interna, y se espera que la crisis financiera ocupe una larga parte del evento.

La Bolsa de Nueva York cerró con una caída del 7 por ciento de su índice Dow Jones de Industriales, después de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, advirtiera de que aunque los mercados se estabilicen aún llevará un tiempo el que la economía se recupere.

Ambos candidatos han presentado en los últimos días sendos planes de acción para la economía y harán gala de ellos ante una audiencia de decenas de estudiantes, 3.300 periodistas acreditados “in situ” y cerca de 60 millones de personas frente a los televisores.

El programa del republicano McCain, calculado en unos 52.500 millones de dólares, prevé recortar los impuestos a las plusvalías y a los subsidios de desempleo, así como aumentar la cantidad que un contribuyente puede desgravar por pérdidas en Bolsa.

El demócrata Obama también propone recortar los impuestos a los subsidios de desempleo, pero incluye además un aumento de esas prestaciones y la congelación, durante noventa días, de la ejecución de hipotecas en ciertos bancos.

Obama parte como favorito en el debate, pues las encuestas le otorgan una ventaja media de siete puntos en la intención de voto y los votantes, según los sondeos, le encuentran más competente que su rival en cuestiones económicas.

El candidato demócrata fue el vencedor de los dos debates anteriores, pero McCain, que necesita dar un vuelco a las encuestas, ha prometido presentar cara y “patear donde ustedes ya saben” a su rival.

Para conocer el resultado de algunas encuestas, además de otros datos de la contienda electoral, haga clic Aquí.

84135

2008-10-15T20:20:00-05:00

article

2008-10-16T00:19:00-05:00

none

Agencia EFE

El Mundo

McCain cuestiona a Obama por no apoyar TLC con Colombia

55

20825

20880

Temas relacionados