Sofía Vergara visitó el colegio de su infancia con Nick Loeb

La actriz y su prometido estuvieron en la ciudad y participaron en las celebraciones del bicentenario.

Sofía Vergara en su colegio de infancia. / Instagram.

Sofía Vergara, quien estuvo en Barranquilla participando en las celebraciones del bicentenario, aprovechó su estadía para llevar a su prometido al colegio donde estudió. (Aquí puede ver imágenes de Sofía Vergara en Barranquilla). Acompañada por el empresario Nick Loeb, la artista se reencontró con algunos de los profesores que marcaron sus primeras décadas de vida, y revivió con cierta emoción algunas de las anécdotas que experimentó entre las cuatro paredes del centro educativo.

"Muchas veces uno no aprecia el colegio. Yo no había vuelto a pisarlo desde que me gradué en 1990. Me fui con malos recuerdos porque la hermana Lissy no me dejaba pintar las uñas y me quitaba el cepillo de peinar", bromeó la popular actriz al diario El Heraldo.

A pesar de que no todo fueron alegrías en su etapa escolar en el colegio Marymount, la dirección del centro y varios de sus profesores decidieron organizar un acto de homenaje a quien se erige como la estudiante más internacional de la institución, y todos los ponentes coincidieron en definir a Sofía Vergara como "una alumna alegre, extrovertida y espontánea", según revela el citado rotativo. La mediática artista también recibió de sus antiguos mentores una medalla de plata por su "talento artístico" ante la atenta mirada de Nick Loeb, del que se desconoce si fue capaz de entender algo de los discursos en español que dieron los compatriotas de su prometida.

Además de rememorar diversos episodios de su añorada infancia, Sofía Vergara disfrutó del cálido recibimiento que le brindaron los actuales alumnos del colegio Marymount, quienes eran plenamente conscientes de que su invitada especial era una de las caras más reconocibles de la televisión en todo el mundo. Por ello, todos los niños apremiaban a los fotógrafos que cubrían el evento a que les retrataran junto a la sonriente estrella, que aguantaba sin inmutarse los efusivos gritos de júbilo y el caos generalizado que provocaban los pupilos de la escuela primaria.

Como recompensa por el multitudinario cariño, la explosiva actriz les deleitó con algunas historias sobre lo que se cocía en el patio del colegio más de 20 años atrás. Como cuando compraba dulces en la tienda del propio colegio para luego venderlos en el tiempo de descanso.

"En el recreo yo me compraba la tienda del colegio, vendían unas cosas deliciosas", aseguró vergara ante las miradas de aprobación de algunos de sus compañeros de promoción y la de su propia pareja, quien en opinión del periódico parecía fascinado ante la espontánea escena vivida en el colegio colombiano.