Chile dice que respeta 'decisiones soberanas'

El gobierno de Michelle Bachelet respeta la decisión 'soberana' de Colombia de permitir el ingreso de militares estadounidenses en su territorio.

Luego de la reunión entre el presidente Álvaro Uribe y la presidenta chilena, Michelle Bachelet, para discutir el tema de la presencia militar estadounidense en bases en Colombia, el canciller chileno, Mariano Fernández dijo que su país respeta las decisiones "soberanas".

Fernández, confirmó que el tema de los contingentes militares de Estados Unidos en territorio colombiano, que causó gran preocupación en la región, fue incluido en el diálogo presidencial, pero no reveló detalles salvo insistir en que Chile respeta las decisiones "soberanas" que los estados toman en esta y otras materias.

Uribe, por su parte, no contestó ninguna de las preguntas de los periodistas y se limitó a manifestar que fue "una reunión muy importante", además de expresar "gratitud" a Bachelet.

Fernández expresó que Uribe desea mantener en reserva el contenido de su gira por varios países y tras la reunión en la sede del gobierno chileno se aprestaba a abandonar Santiago para dirigirse a Argentina.

Arremetida diplomática  

Ante las críticas por la extensión del acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos, que le permitirá a ese país operar desde siete bases militares, la Cancillería decidió enviar una especie de "manual" a todas las embajadas con presencia en Colombia y a todos los embajadores de Colombia en el mundo en donde se explica el alcance de dicho acuerdo.

Fuentes de la Cancillería indicaron que ya se envió un "documento informativo sobre el fundamento y alcance del proyecto de acuerdo. Además las embajadas de Colombia en el exterior recibieron dicho documento, con el fin de que lo dieran a conocer a las respectivas cancillerías".

Igualmente se conoció que varios embajadores se han entrevistado con el Canciller, Jaime Bermúdez, para conocer detalles del polémico acuerdo en el que el gobierno se ha esforzado en explicar que las operaciones norteamericanas no tienen la intención de agredir a los vecinos.

Por el contrario han explicado que el objetivo es enfrentar "amenazas que son comunes a todos los países y que tienen un carácter transnacional" como es el caso del narcotráfico y el terrorismo.

Inclusive, los embajadores han sido informados que si quieren recibir asistencia o asesoría, el acuerdo contempla entrenamientos y asesorías a terceros países, dirigidos por los expertos norteamericanos.

Esta estrategia de informar a los embajadores se complementa con la gira que inició el presidente Álvaro Uribe a Brasil, Chile, Bolivia, Argentina, Perú, Uruguay y Paraguay para explicar en persona a los mandatarios lo que significará para el país y la región la extensión del acuerdo de cooperación.