Madre lleva “falso positivo” de su hijo ante la Onu

Leonor Mindiola Brito, la madre del joven presuntamente asesinado por el Ejército, tomó la decisión como último recurso para que el crimen contra su hijo quede impune.

 / Foto: Cortesía.
/ Foto: Cortesía.

Leonor Mindola lleva más de diez años esperando justicia en el caso de su hijo, Giovanny Cortés Mindiola, quien habría sido asesinado en 2006 por militares del Batallón Santa Bárbara en La Guajira para luego ser presentado como un guerrillero muerto en combate, Por lo demorado del proceso, que amenaza con teñir de impunidad este crimen, la mujer decidió llevar antes las Naciones Unidas su caso, informó Noticias Caracol.

El 23 de noviembre de 2006, el joven de 22 años habría sido convencido de viajar hasta La Guajira por Armando Salamanca, un informante del Ejército en la región. “Lo convenció a él y a un primo de que iban para un paseo, de que les iban a dar una moto para que viajaran cómodamente. Los llevó engañado a él y a su primo y se los entregó a los militares”, relató Mindiola ante los micrófonos de Caracol Televisión.

Una vez se dio el encuentro, contó la madre de Giovanny Cortés, los militares lo habrían torturado sacándole los dientes, arrastrándolo por el piso y golpeándolo. Posteriormente presentaron al joven como un guerrillero del frente 59 de las Farc caído en combate. Por estos hechos, dijo Mindiola, están siendo procesados cuatro militares, uno de los cuales pidió incluso acogerse a sentencia anticipada.

El proceso habría iniciado hace diez años con la vinculación de todo el Batallón Santa Bárbara, pero ahora, dijo la mujer al canal televisivo, solo “quedan dos soldados, un cabo y un sargento que se llama José Vicente Castillo”. Si bien ha transcurrido una década desde la ocurrencia de los hechos, el proceso todavía se encuentra en etapa de juicio, debido a maniobras dilatorias, denunció la mujer.

Leonor Mindiola comentó que el juez justifica la demora en el proceso porque dice que mientras no se presenten todos los testigos, no se pueden adelantar audiencias. “Pero son unos testigos que están pidiendo después de que se hizo la audiencia preparatoria, donde se supone que ya tienen que llevar a todos los testigos, y después de la cual no pueden llamar a otras personas a declarar”, explicó la mujer a Noticias Caracol.

“Mi hijo era un joven de 22 años y lo único que él hacía era portar un uniforme de la Defensa Civil para salvar vidas, no para quitarla como hicieron los militares, quienes valiéndose de un uniforme lo masacraron, lo torturaron y lo convirtieron en un falso positivo” dijo Mindiola. En Colombia hay 4.532 víctimas de “falsos positivos” registradas en la Fiscalía, por las cuales han sido condenados, según el ente investigador, 961 miembros de la Fuerza Pública, es decir, el 17% de los investigados totales.

Temas relacionados