"Batman cambió mi vida": Christian Bale

El actor que encarna al superhéroe en forma de murciélago habla sobre la experiencia de ponerse el traje y la capa.

Cuando ganó el Óscar por la película El ganador, Christian Bale ya había adelantado que iba a volver con otra película de Batman. Y ahora que está a punto de cumplir la promesa, adelanta que será la última vez que use la capa de su personaje más popular. La trilogía de su historia como el Hombre Murciélago llega al final.

¿Recuerda con precisión cuando se probó el traje de Batman por primera vez?
La primera vez que me probé el traje de Batman fue en la audición. Creo que era el que había usado Val Kilmer; no me entraba bien. Y cuando me puse el verdadero traje de Batman, pensé que iban a tener que rediseñarlo, porque sentí mucha claustrofobia. No podía respirar, no podía pensar, era demasiado apretado. Estaba por darme un ataque de pánico. Respiré profundo y pedí que me dejaran solo por 20 minutos, porque no hacían más que preguntar cómo me sentía. Y no podía respirar. Pero quería hacer la película, y los 20 minutos a solas me ayudaron, porque fueron muy parecidos a los siguientes 20 meses que tuve que usar el traje de verdad.

¿Al final pidió que modificaran su traje de Batman?
De la misma forma que en la película Bruce Wayne iba mejorando el traje, nosotros también lo hicimos, hasta que terminó siendo mucho más cómodo. El ataque de pánico desapareció, porque podía quitármelo por completo si empezaba a ver estrellas o no podía respirar. Pero el proceso fue muy similar a la película, sí.

Y la última vez que se puso el traje de Batman, ¿qué sintió?
Me di cuenta de que habíamos terminado con Batman. Era una escena con Anne (Hathaway) como Gatúbela, en el techo de Nueva York. Yo había terminado, aunque la filmación todavía tenía que seguir por unos días más. Pero cuando bajé, me senté en una habitación y me di cuenta de que ya no me iba a volver a poner el traje de Batman otra vez. Había llegado el final. De nuevo pedí que me dejaran solo por 20 minutos, y entonces me di cuenta de todo lo que había hecho, el verdadero orgullo que había conseguido en un estudio de cine. Fue un momento muy importante para mí. Ha sido un personaje muy importante. Es la única vez que he interpretado un mismo personaje, tres veces. Y las películas de Batman cambiaron mi vida, cambiaron mi carrera. Por eso quería un momento a solas, para apreciarlo mejor.

Si pudiera ser uno de los villanos en vez de Batman, ¿a quién le gustaría interpretar?
Eso es lo que me gusta de esta versión de Batman, porque siempre está a punto de convertirse en un villano. Siempre juega en el límite. Y además es fácil entender sus motivaciones. Es lo que siempre me fascinó de él. Sus motivaciones y su salud mental son bastante cuestionables, pero de alguna forma logra mantenerse en el lado del bueno de la película, sin convertirse en un villano.

¿Fue difícil volver al mismo estudio de cine, después de la muerte de Heath Ledger? ¿Durante el rodaje hablaron de él?
Por supuesto, la gente sigue hablando de él. Totalmente. Heath Ledger fue una parte muy importante de nuestra trilogía, dio una interpretación fenomenal como el Guasón. Tenía una personalidad maravillosa, daba gusto estar a su lado y lo extrañamos muchísimo.

¿Qué opina Batman de Gatúbela?
Cuando se encuentra por primera vez con Selina Kyle, o Gatúbela, él está muy mal física y mentalmente. Le sorprende que ella se anime a robarle. Tampoco le preocupa demasiado, pero agrega un poco de color a su vida, lo hace reír, lo inspira a volver a conectarse con el mundo y la gente. Hasta ese momento estaba muy acostumbrado a ser una especie de príncipe, a cuyos pies todos se arrodillaban. Pero a Gatúbela no le importa en lo más mínimo que sea Bruce Wayne. Y es lo que a Batman le gusta tanto.

¿Y qué opina de Anne Hathaway... como Gatúbela?
Anne hizo un excelente trabajo incorporándose a nuestro mundo de Batman. Desde la primera vez que leyó el guión nos dimos cuenta de que podía hablar con el traje de Gatúbela. Y es algo difícil. Es mucho más fácil quedar como una idiota que camina con orejas tontas y un traje de goma. Hay que entender la razón para hacerlo. Y ella lo logró. Lo importante es que se concentró en sus sentimientos, en lo que sentía, en vez del traje que llevaba puesto o cómo se veía. Por eso creo que lo hizo tan bien.

¿Cree que el lado político de esta película, en el que el pueblo se toma a Ciudad Gótica por tanta corrupción, sea posible en la realidad?
Es increíble, pero estábamos filmando en Nueva York, justo en medio de una manifestación que ocupó Wall Street, a unas pocas cuadras de donde estábamos. Cuando Christopher Nolan escribió el guión no sabíamos que podía pasar algo así. Y cuando pasó en la realidad, no podíamos creerlo. No sé si es verdad, pero tengo entendido que Bob Kane había creado este personaje en 1939, al principio de la Segunda Guerra Mundial. Era una respuesta a la impotencia que sentía la gente con lo que podía generar semejante tragedia. Y así es como empezó Batman. Hay maravillosas parodias, y el trabajo de Adam West fue genial. Pero todo había empezado con un personaje de actualidad y Chris Nolan volvió a hacerlo.

¿Tuvieron que repetir muchas veces la escena final, donde Batman tiene que luchar con el supervillano Bane?
Soy muy malo con los tiempos. Ni me acuerdo de cuántos días nos llevó. Pero fueron bastantes. No es fácil levantarse a las cuatro de la madrugada. La secuencia de lucha final la empezamos en Pittsburgh y la terminamos en Nueva York. Duró toda una vida. Fue muy difícil, supongo. No sé cuántos extras había... pero todos se estaban pegando. Y nos daba más energía Tom (Hardy), que obviamente es el primer adversario que probablemente puede vencer a Batman, algo que nunca antes se había visto. Lo bueno de las escenas de lucha es que no hay ningún nocaut. Con cada pelea, se aprende bastante de cada personaje.

Temas relacionados