Bogotá

13 Dec 2020 - 8:53 p. m.

Concejo de Bogotá no pudo terminar debate sobre violencia intrafamiliar por falta de quórum

Una de las discusiones de este fin de semana en el cabildo distrital tenía que ver con la alarmante situación de violencia en los hogares capitalinos durante el confinamiento. Sin embargo, la sesión tuvo que levantarse porque ocho cabildantes se retiraron, aunque algunos presentaron sus justificaciones.

Este fin de semana el Concejo de Bogotá adelantó varios debates de control político sobre diferentes temáticas. Una de esas sesiones se realizó el sábado y tenía que ver con la violencia intrafamiliar, que según evidencias presentadas se agravó durante el periodo de confinamiento. A pesar de la importancia del debate, que fue citado por cabildantes de la bancada de Alianza Verde (María Clara Name, Diego Laserna y Luis Carlos Leal), la sesión se levantó pasadas las cuatro horas reglamentarias de discusión debido a que se quedó sin quórum: ocho de los 15 concejales se retiraron.

Durante la sesión, la concejal Name demostró con cifras que el aislamiento aumentó los casos de violencia intrafamiliar, cuyas principales víctimas son los menores de edad y las mujeres. La cabildante presentó un informe del Observatorio de Mujeres y Equidad de Género de Bogotá, que indica que la violencia intrafamiliar aumentó entre marzo y mayo, los primeros meses de confinamiento, pasando de 6.317 casos en el 2019 a 6.618 en el mismos periodo de 2020.

Por ejemplo, la Línea Púrpura creada para denunciar casos de violencia contra la mujer tuvo un evidente cambio a partir del 20 de marzo, día en que inició el simulacro de confinamiento en Bogotá. Antes de ese día se recibían entre entre 70 y 80 llamadas por semana, pero la semana del 20 al 26 de marzo se registraron 297 llamadas. La línea, que también se puede contactar por WhatsApp, llegó a recibir 215 denuncias al día cuando el promedio antes del confinamiento era de 70 conversaciones.

“La mitad de las llamadas que ingresaron a la Línea Púrpura por temas asociados a violencia, estuvieron concentradas en cinco localidades de Bogotá: Kennedy (12 %), Bosa (11 %), Suba (11 %), Ciudad Bolívar (8 %) y Engativá (7 %). Así mismo, una revisión en redes sociales e internet demostró que la violencia contra niños, adolescentes y mujeres durante el período de cuarentena aumentó”, manifestó Name sobre una problemática cuyas cifras consultó a la Secretaría de Integración Social, que estuvo citada al debate pero no alcanzó a intervenir. Según las cifras que obtuvo la cabildante, en lo corrido del año se atendieron de manera presencial a 1.128 víctimas en las Comisarías de Familia.

La concejal Lucía Bastidas, también de la bancada verde, criticó por su parte que en la ciudad exista “mucha publicidad y leyes sobre el tema y nos preguntamos: ¿se necesitan más leyes o más acciones concretas? y poner el tema en el centro de la discusión”. La cabildante presentó un reciente informe de ONU Mujeres sobre la situación de violencia intrafamiliar en Bogotá, que indica que 7 de cada 10 casos están relacionados con violencia de pareja, donde el 50 % pudo haber sido causado por su compañero permanente, el 31 % por excompañeros permanentes, el 10 % por el esposo y el 7 % causada por un novio o exnovio.

“Esta preocupante situación que deja en estado de vulnerabilidad a la mujer, no parece tener solución, y lo peor, es que no se ven acciones contundentes de parte de la Administración Distrital para ponerle fin. Considero que el número de casos de violencia a la mujer al interior del hogar, son muchos más de lo que muestran las cifras, porque como bien se sabe, en la mayoría de estos no se denuncian, porque la víctima es amenazada y por miedo a una agresión mucho mayor”, cuestionó Bastidas.

En otras intervenciones de la bancada verde se dijo que la pandemia dejó a mujeres encerradas con su maltratadores y en algunos casos se revictimiza a mujeres porque las ponen a convivir con ellos mientras pagan su condena por maltrato, como comentó el concejal Julián Rodríguez Sastoque, mientras que su compañero de bancada, Martín Rivera, aseguró que “hay una sobrecarga laboral que están teniendo las mujeres. En esta pandemia se han realizado 180 billones de horas de trabajo no remunerado, realizado en su mayoría por las mujeres”.

Del debate también participaron concejales de otras bancadas, como Yefer Vega (Cambio Radical), quien destacó que las llamadas se han incrementado un 230 %, pero no está relacionado con el número de denuncias, “posiblemente por falta de garantías y congestión judicial”. Luz Marina Gordillo, del Partido Liberal, señaló que Bogotá ocupa el primer puesto de lesiones no fatales en contexto familiar, es decir el 44 %. “No estamos fallando en poco, estamos fallando en mucho”, dijo.

Durante el debate intervino la secretaria de la Mujer, Diana Rodríguez, quien respondió los cuestionamientos y confirmó que en las localidades de Kennedy, Bosa, Suba, Ciudad Bolívar y Engativá se registran el 58 % de las agresiones reportadas y que el delito de más alto impacto es la violencia intrafamiliar.

En medio de la respuesta de la secretaría se pensó en extender el debate. Sin embargo, cuando se hizo el llamado a lista ya no estaban los concejales Luis Carlos Leal, Julián López, Andrés Forero, Celio Nieves, Carlos Galán, German García, Ana Teresa Bernal y Ati Quigua. Es decir, solo había siete de 15 concejales de la comisión de Gobierno, por lo que se tuvo que dar por finalizado el debate por falta de quórum. Al respecto, el concejal Rivera aseguró que el Concejo “le falló a las víctimas de violencia intrafamiliar”.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X