Bogotá

9 May 2012 - 9:35 p. m.

Contra el ácido

En señal de respaldo a una serie de iniciativas para regular la venta de ácido y fortalecer las sanciones para este tipo de crímenes, un grupo de ciudadanos acompañó a algunas de las personas que han sufrido ataques con ácido en la capital.

Redacción Bogotá

Según dice, en lo que va corrido del año a Edwin Bocanegra lo han atacado tres veces con ácido. La primera, fue en un CAI y lo hizo un policía. Las otras veces ocurrieron en el mismo barrio, Palermo Sur, a manos de desconocidos. Del primer ataque, a Bocanegra le quedan cicatrices en el estómago. Del segundo, algunas deformaciones en los ojos. Y del tercerp, una serie de marcas en todo el rostro, pues los agresores le derramaron ácido sobre su cabeza como si lo fueran a bañar.

Aunque una investigación de la Policía no encontró pruebas de que hubiera sido un patrullero de la policía su agresor, Bocanegra se hizo presente hoy en la Plaza de Bolívar para denunciar públicamente la cada vez más extendida práctica de usar ácido como arma de agresión.

En lo que va corrido del año, 19 personas han sido atacadas con ácido, según la concejala Olga Victoria Rubio del movimiento Mira. Actualmente, su colectividad adelanta dos iniciativas simultáneas –una en el Concejo de Bogotá y otra en el Congreso de la República- con el objeto de reducir la recurrencia de este modo de crimen.

En el Cabildo, un Proyecto de Acuerdo busca modificar el código de Policía, de tal manera que se restrinja el expendio de ácido para uso doméstico. Entre tanto, en el Congreso cursa un proyecto de Ley que pretende endurecer las normas que castigan este delito. Por un lado, se busca que la agresión sea tipificada como tentativa de homicidio y, además, que el delito no sea excarcelable.

El ácido muriático –que se vende como implemento de limpieza doméstica- está siendo utilizado con mayor frecuencia por asaltantes y agresores, que lo transforman en una nueva arma para aterrorizar y lastimar. Aún no se sabe cuántos hurtos o intentos de hurto se han reportado en la ciudad con esta modalidad de amenaza, pero se conocen episodios como el ocurrido la semana pasada cuando una mujer fue quemada en el barrio La Alquería, al sur de Bogotá, cuando un asaltante buscaba robarla.

Igual de preocupante resultan los casos de agresión de hombres a mujeres atractivas perseguidas precisamente por su belleza. “Antes de atacarme, el hombre me susurró “no se crea tan bonita”, cuenta María Cuervo, atacada en 2004 por un desconocido. Hoy María ha sufrido más de 50 cirugías reconstructivas en el rostro y aún su rostro luce desfigurado.

“Una de las cosas que esperamos que sucedan con la nueva Ley es que se obligue a las EPS a pagar por nuestras cirugía. No podemos seguir entutelando cada vez que necesitamos atención”, asegura María.
 

Temas relacionados

Ataques con ácido
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X