Bogotá

5 May 2014 - 3:55 p. m.

Crece alerta por atracos a comercio en Bogotá

Los últimos asaltos a Carulla aumentan la sensación de inseguridad. Autoridades dicen que al día se denuncian 15 robos a establecimientos y que en lo corrido del año han capturado a más de 15.000 personas en flagrancia.

Alexánder Marín Correa

Los clientes y vecinos de los supermercados Carulla sienten preocupación, tras la seguidilla de atracos que sufrió esta cadena en el último mes. Fueron cuatro robos, en diferentes puntos de la ciudad, en los que sujetos armados, que cubrieron sus rostros con gorras y tapabocas, llegaron justo a la hora del cierre y mediante la modalidad conocida como “taquillazo” se llevaron el dinero de las cajas registradoras. “Esto nos genera zozobra y miedo. Necesitamos más seguridad”, dijo uno de los testigos del último asalto.

Sin embargo, estos casos son apenas ejemplos que se han vuelto mediáticos, de una realidad que golpea a la capital: los hurtos a establecimientos comerciales. Aunque las estadísticas de la Policía señalan que este delito disminuyó 37% en el primer trimestre del año (pasó de 2.578 en 2013 a 1.618 en 2014), lo cierto es que la cifra corresponde a los casos denunciados. Si se tiene en cuenta que en Bogotá sólo denuncian tres de cada 10 víctimas, como lo revela la encuesta de Victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), la cifra del primer trimestre sería cercana a los 5.400 casos, es decir, 60 atracos diarios a establecimientos comerciales en Bogotá.

Independiente de las estadísticas, lo cierto es que en las últimas semanas ha aumentado la sensación de inseguridad, que se evidencia cuando los ciudadanos en la calle y a través de las redes sociales critican la eficiencia de las autoridades. Por ejemplo, la candidata presidencial Marta Lucía Ramírez, a través de twitter, expresó: “Las extorsiones y ahora los atracos en Bogotá (en Rosales) ponen de presente el retroceso en seguridad”. Por su parte, el ciudadano Juan Galvis, dijo: “Bogotá Humana, sin política de seguridad ciudadana. Dicen que se cuadruplican los atracos callejeros... ¿Y qué hacen?”.

Sin embargo, esta sensación de inseguridad no es nueva. De acuerdo con la encuesta de Victimización de la CCB, en los últimos años ha aumentado el porcentaje de ciudadanos que dicen haber sido víctima de algún delito, al pasar del 31% en 2012 a 47% el año pasado. De los encuestados, el 17% dijo que fue víctima directa de la delincuencia y el 30%, víctima indirecta. El principal delito es el hurto a personas, seguido del hurto a residencias, el de vehículos y en cuarto lugar el robo a establecimientos comerciales.

Para Jairo García Guerrero, director de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Comercio de Bogotá, si bien es cierto que todos los días se registran asaltos a tiendas de barrio, robar un Carulla es otro nivel de delincuencia. “Sin embargo, en este tema no se puede ser discriminatorio, por lo que es necesario que ambas situaciones generen la misma reacción institucional. Lo que se espera es que las instituciones respondan con eficacia”.

Las cifras

Los supermercados Carulla asaltados el último mes están en Chapinero, Teusaquillo, Engativá y Usaquén. Al revisar las cifras de la Policía y de la Secretaría de Gobierno, coinciden con las zonas que este año encabezan el listado de localidades donde más se reportan atracos a establecimientos comerciales. El ranking lo lidera Suba, con 175 casos denunciados en el primer trimestre; seguida por Engativá, con 159; Usaquén, con 146; Chapinero, con 138; Antonio Nariño, con 126, y Teusaquillo, con 97.

Y aunque la modalidad del “taquillazo” (que consiste en un robo rápido a las cajas registradoras) se ha convertido en la más conocida por estos días, realmente lo que prefieren los ladrones es sacar objetos de los almacenes sin violencia, como los demuestran las estadísticas del Distrito, en las que señalan que entre enero y marzo se han reportado 570 denuncias por esta modalidad frente a 80 denuncias por atracos.

En cuanto al día y a la hora en la que actúan los delincuentes, los datos demuestran que los lunes y los viernes son los días que más robos se denuncian (con 215 y 214 casos respectivamente), mientras que los martes son los días que menos casos se reportan, con 165. Curiosamente parece que los asaltantes a establecimientos comerciales prefieren delinquir en horario de oficina, ya que siete de cada 10 atracos se reportaron entre las 6:00 de la mañana y las 6:00 de la tarde.

Si bien, las cifras que se conocen del primer trimestre de 2014 son menores a las reportadas por las autoridades en el primer trimestre del año pasado, más allá de una reducción del crimen, lo que se esconde es que las víctimas cada vez denuncian menos. En esto coincide Johnatan Nieto, subsecretario de Seguridad de la Secretaría Distrital de Gobierno, quien expresó su preocupación por la reducción paulatina en las denuncias.

“A mi parecer, esto es producto de la falta de confianza en la judicialización de los delincuentes. Aunque la Policía hace su trabajo de capturar, sabemos que para el ciudadano es frustrante ver, a los días, al delincuente de nuevo en la calle. No puedo decir que sea un problema de jueces y fiscales, pero creo que hay que debatir muchos asuntos del sistema judicial”, dijo Nieto. Sin embargo, aclaró que la gente también tiene responsabilidad por la falta de compromiso. La seguridad no es solo de las autoridades y la Policía. Son los ciudadanos los responsables de que a través de la denuncia se conozcan las estadísticas reales del problema”.

La encuesta de la Cámara de Comercio ratifica que poca gente denuncia: sólo tres de cada 10 personas lo hacen. Sin embargo, más allá de la desconfianza en la judicialización, hay otras razones: porque el proceso se demora mucho (27%) o porque denunciar es complicado (16%). “Esto demuestra que hay desconfianza entre la gente, porque es un proceso complejo. Esto nos lleva a pensar en la necesidad de simplificar los procesos, pero con personal competente. Además, se debe tener en cuenta que es importante promover y facilitar la denuncia, ya que esto refleja la realidad delictiva de las ciudades”, dijo Jairo García Guerrero, director de Seguridad Ciudadana de la CCB.

Contra las bandas

Frente al panorama, Juan Esteban Orrego Calle, director de Fenalco Bogotá, hizo un llamado para que las autoridades articulen políticas de seguridad ante la ola de robos a los supermercados, minimercados y tiendas de barrio. “La situación se viene saliendo de las manos y es hora de actuar. Además, hacemos un llamado para que se modifique el sistema judicial, esencialmente con el tema de los menores, ya que la Policía los captura, pero quedan en libertad a los días, representando un peligro para quienes denuncian”. Orrego coincide en la importancia de denunciar, ya que es la única forma de llevar una estadística de la situación de inseguridad.

Para contrarrestar toda esa percepción, las autoridades destacan que este año ha aumentado la desarticulación de bandas delincuenciales, como lo señaló el general Édgar Sánchez, director de la Policía Metropolitana de Bogotá. Según sus estadísticas, en los últimos meses han atrapado a casi 30 grupos de delincuentes. El último fue el pasado viernes, denominado ‘Los Paisas’, que operaba en las localidades de Ciudad Bolívar, Suba y Santa Fe. De acuerdo con la Policía, se dedicaba al hurto, el microtráfico, la extorsión y el sicariato. En total, capturaron a 15 personas, a las que señalan de ser las presuntas responsables de al menos 10 homicidios.

Frente a la cantidad de uniformados para garantizar la seguridad de Bogotá, el general Édgar Sánchez, director de la Policía Nacional, dijo en entrevista con El Espectador, que la capital cuenta con 18.000 uniformados, muchos de ellos auxiliares bachilleres. Esta cifra ha sido identificada por la Administración como uno de los problemas, ya que mientras el estándar mundial es de un uniformado por cada 300 habitantes, en Bogotá hay un policía por cada 2.000 habitantes. “Incluso, nuestro promedio está por debajo del nacional, ya que en Colombia hay un policía por cada 700 habitantes. En Bogotá necesitaríamos al menos triplicar el pie de fuerza, solicitud que ya hicimos al Ministerio de Defensa, pero no hemos tenido respuesta”, agregó Johnatan Nieto, subsecretario de Seguridad del Distrito.

jamarin@elespectador.com / @alexmarin55

 

Hurtos al comercio en Bogotá

 

Temas relacionados

InseguridadBogotá
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X