Bogotá

14 May 2020 - 1:58 a. m.

Este será el nuevo protocolo de bioseguridad en Corabastos

El ingreso quedará prohibida para los minoristas y familias que hacen compra al menudeo. Habrá pico y cédula para el ingreso a la central de abastos.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

La alcaldía determinó una serie de medidas para reducir a menos del 35% la operación en Corabastos, con el fin de reducir el número de contagios que se ha presentado dentro de la central (se han registrado 30), a la que diariamente llegan cerca de 35.000 personas. 

De acuerdo con la alcaldesa Claudia López, tras una reunión con los comerciantes y el Gobierno nacional, la Alcaldía decidió tomar sus propias medidas con el fin de lograr reducir el tránsito de personas dentro del lugar. Para lograrlo se acordó una serie de horarios de operación para evitar un desabastecimiento en la capital y en la región. 

"Ni minoristas ni familias van a ir a mercar, porque generan aglomeración y pueden salir contagiados. Estoy segura que con las medias vamos a reducir el riesgo de alto contagio", señaló Claudia López. 

Las medidas que se implementarán desde este jueves 14 de mayo buscan que se logre progresivamente reducir el tránsito dentro de la central. Según anunció Corabastos, desde el próximo sábado 16 de mayo, empezará a regir el pico y cédula, mientras que el secretario de Salud, Alejandro Gómez, señaló que estas serán las medidas de bioseguridad:

Todos deben usar tapabocas y llevarlo de manera apropiada.

El ingreso quedará prohibida para los minoristas y familias que hacen compra al menudeo.

Los vehículos solo podrán entrar con un conductor y un ayudante.

Los vehículos deben pasar por un punto de desinfección, que cumpla con los protocolos exigidos por el Gobierno Nacional. 

Se prohíbe el ingreso a la central de las personas con enfermedades crónicas (cardiopatías, hipertensión, diabetes o cáncer).

Toda persona que ingrese debe hacer higienización de manos y toma de temperatura. 

Incrementar la frecuencia de lavado de manos y de aseo en las bodegas y zonas comunes. Se hará lavado de los locales ya no una sino tres veces por semana. 

Se debe garantizar la prestación gratuita de los servicios sanitarios. 

Reducir el aforo y el ingreso a un 35%. Lo que se busca es que al igual que ocurrió con Transmilenio, se impida que este sea un foco de contagio. 

No se permitirá ninguna venta ambulante. 

Se debe establecer un centro de salud dentro de las instalaciones, donde se haga la atención y tamizaje de los pacientes asintomáticos, ya que se debe tener especial atención en los coteros y zorreros. 

Garantizar el distanciamiento de mínimo un metro. Habrá una ruta de circulación para evitar la aglomeración. 

La evolución del brote se evaluará cada 24 horas dentro de la central de abastos. De ser insuficientes las medidas adicionales se pensará, eventualmente, en el cierre de Corabastos.  

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X