Bogotá

10 Feb 2017 - 2:20 a. m.

Informalidad, cada vez más cerca de ganar la batalla de transporte en Bogotá

De acuerdo con un informe de la Universidad Nacional, Uber es la alternativa de movilidad más utilizada en la capital del país.

Redacción Bogotá

Este jueves la Universidad Nacional de Colombia (UN), publicó un informe en el que asegura que la informalidad está cada vez más cerca de ganar la batalla del transporte en Bogotá, ya que los bicitaxis, mototaxis, vehículos particulares y, sobretodo Uber, son las alternativas de movilidad más utilizadas por los capitalinos. 

“En Bogotá cerca de 2,4 millones de pasajeros se movilizan a diario en el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) y unos 480.000 viajeros lo hacen en las modalidades de transporte informal. Entre estas, Uber es el más utilizado”, informó la agencia de noticias de la UN.

Una de las razones del crecimiento ascendente de personas que optan por servicios de transporte diferentes a los proporcionados por el Estado se debe, según exgerente de Transmilenio, Sergio París, a la falta de cobertura.

”El Estado tiene la obligación de prestar el servicio público de transporte en todo el territorio, si no lo hace surgen indiscutiblemente estos fenómenos y aparece alguien que lo preste por una transacción económica”, dijo París.

Por otro lado, la exsecretaria Distrital de Movilidad de Bogotá, María Constanza García, argumentó que los ciudadanos están eligiendo la ilegalidad porque en el sistema de oferta y demanda de transporte, lo más importante es suplir necesidades.

”En cualquier país desarrollado lo más importante es la vida, es decir que la norma va primero orientada a protegerla, segundo a establecer unas reglas propias para su cuidado. Cuando la regla se establece para proteger un mercado ya estamos por fuera de la propia conciencia de entender qué es un servicio público y cómo satisfacerlo”, manifestó la exfuncionaria.

Además, García Alicastro resaltó que el fenómeno va ligado a la rentabilidad del servicio oficial ya que, por ejemplo, “existen muchas zonas a las que los buses no van después de las diez de la noche por razones de seguridad, y finalmente puede que para el SITP no sea rentable ofrecer el servicio en determinadas rutas”.

Sin embargo, según el informe de la UN, el factor economía es el más influyente puesto que la diferencia entre las tarifas oficiales y las informales resulta considerable.

Pero esto no solo se está presentando en Bogotá. Cifras de la Superintendencia de Puertos y Transporte indican que de los 900 mil pasajeros se mueven cada día en sistemas masivos y colectivos de Cali, Bucaramanga, Barranquilla y Pereira, el 35% utiliza medios no autorizados para desplazarse.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X