Bogotá

6 May 2014 - 1:40 p. m.

La Distrital, otra vez en huelga

La comunidad educativa se opone a que las facultades de tecnología, medio ambiente, y ciencias y educación se conviertan en programas.

Redacción Bogotá

Este año es visto por el Consejo Superior Universitario (CSU) de la Universidad Distrital como una etapa de transformación: será restructurado el programa académico y, si todo sale como está programado en el calendario, la institución educativa contará con una nueva sede en el sector de Bosa Porvenir antes de 2015. Pero otra es la realidad vista por los estudiantes: "La estructuración del estatuto académico es muy nocivo para la comunidad educativa. Aumenta la burocracia y la concertación de poder. También estamos cansados por las irregularidades que se han presentado en la construcción en la sede de Bosa", dice Faiber Piñeros, estudiante de la institución.

Las raíces de este conflicto están en el Acuerdo 008 de 2013, en donde quedó establecida la reforma académica para la Universidad Distrital. Según el documento, la facultad tecnológica, la facultad de medio ambiente y la de ciencias y educación pasarán a ser "programas" y no facultades. En palabras del rector de la institución educativa, Roberto Vergara, "los estudiantes han manifestado que no están de acuerdo en que desaparezcan las facultades. Se trata de un sentido de pertinencia, porque si éstas desaparecen pasarían a ser programas adscritos a la facultad de ingeniería. No habría un decano para la facultad tecnológica ni para la de medio ambiente. Eso genera cambios en la estructura de poder…".

Sin embargo, Vergara señala que como rector no puede derogar el Acuerdo: "Solamente puede hacerlo el Consejo Superior de la Universidad (CSU), que está compuesto por representantes de Presidencia, Alcaldía, Ministerio de Educación, rectores de la Universidad, estudiantes y profesores, cada sector con un representante. Cuando se aprobó el acuerdo, hay que decirlo, no existían los representantes de los estudiantes y los profesores. Y no asistió el secretario de Educación del Distrito, quien es el representante del alcalde de Bogotá".

A pesar de que el CSU no ha derogado el Acuerdo 008, el rector Vergara dijo que durante este año "serán discutidos los puntos que generan controversia. Queremos abrir los espacios para que se discuta". Otra crítica al Acuerdo es que en el CSU no existe mayor representación por parte de la comunidad académica: “Así lo establece la Ley 30. De hecho, no puedo hacer nada para cambiarlo, no tengo voto en el CSU y es mi obligación obedecerlo”, dice el rector.

En la lista de reclamos que han presentado los estudiantes aparecen los siguientes interrogantes: "Crean la figura de vicedecano, ¿cuál es la necesidad de esta figura en la Universidad Distrital? ¿Cuánto le cuesta mantenerla? ¿Por qué se crean 13 instancias administrativas para el manejo de una vicerrectoría? Además, lo correcto es que la comunidad escoja al decano, para que cumpla con las expectativas. El promedio mínimo académico sube a 3.5 ¿Se ha pensado en la mortalidad académica que esto genera?".

Los estudiantes también han solicitado claridad en el proceso de construcción de la nueva sede de la Universidad Distrital en Bosa Porvenir. La obra, que cuesta cerca de $70 mil millones, empezó a ejecutarse en medio de supuestas irregularidades. El predio en donde se está adelantando tiene 50.000 metros cuadrados y está a cargo del consorcio ZGZ El Porvenir, en donde tuvo injerencia Wilson Morales, director de la Unidad de Contratación de la institución educativa. El rector Vergara, asegura que "se han enviado cartas a la Procuraduría, a la Contraloría y a la Fiscalía para que investiguen el proceso. Es claro que hubo un problema ético, pero necesitamos terminar la obra con todas las condiciones legales".

La sede de la Universidad Distrital en Bosa empezó a ser estructurada en 2005. En 2009 la Sociedad Colombiana de Arquitectos seleccionó a la firma Gustavo Perry Arquitectos Asociados Ltda. para diseñar el proyecto. "La Universidad creó la Unidad de Contratación, que asesora a la institución para la elaboración del pliego del contrato. No asigna los contratos, como dicen otros medios de comunicación. Todo el proceso estuvo vigilado por la Procuraduría y la Veeduría Distrital. En aras de la transparencia, demandé el contrato ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca: pero la sede la necesitan los estudiantes".

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X