Bogotá

25 Sep 2013 - 11:18 p. m.

¿La solución es suspender la Liga?

‘Kiko’ Lloreda, alto consejero presidencial para la seguridad, sugiere suspender la Liga de Fútbol Postobón, lo que fue calificado de “ridículo” por Ramón Jesurún, presidente de la Dimayor.

Redacción Bogotá

La violencia entre los hinchas de los equipos de fútbol del país, que en los últimos días pareció tocar fondo en las calles bogotanas con la muerte de tres personas, ha convertido a la capital del país en el catalizador de un debate nacional que llevó incluso al alto consejero presidencial para la Seguridad, Francisco José Lloreda, a sugerir la eventual cancelación de la Liga Profesional de Fútbol, como medida drástica para frenar la ola de violencia entre la hinchada.

Las declaraciones de Lloreda llegaron un día después de que la administración distrital ordenara la suspensión —y luego el aplazamiento— del partido entre Millonarios y Nacional que debía jugarse en la noche del pasado martes. Esto, luego de que en cuestión de cinco días ocurrieran tres asesinatos a manos de supuestos hinchas de Millonarios: el de Pedro Contreras (padre de un hincha de Santa Fe), el sábado en Engativá; Carlos Medellín, apuñalado la noche del lunes en una estación de Transmilenio en Los Mártires, y Carlos Rodríguez, en la madrugada del martes en Suba.

El escándalo provocado por estas muertes corrió el velo de una dolorosa y preocupante realidad en el país, que en Bogotá pareciera vivir algunos de sus más espeluznantes capítulos.

La Fiscalía General de la Nación, en un informe revelado ayer, señala que investiga 20 casos en los que presuntamente se vieron involucrados miembros de las barras bravas en la capital. Según el reporte, los implicados en nueve de estos hechos, ocurridos en las localidades de Ciudad Bolívar y Bosa, son investigados por los delitos de homicidio simple, homicidio agravado y tentativa de homicidio con arma blanca o de fuego.

Pese a este grave panorama que, aunque nacional, ha cobrado mayor tenor en la capital del país, el anuncio de Lloreda fue rechazado por Ramón Jesurún, presidente de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor). El dirigente tildó la posible medida de “irresponsable y ridícula” y se preguntó si el presidente Juan Manuel Santos está al tanto de la misma. “Es increíble que un funcionario del gobierno diga este adefesio cuando estamos ad portas de volver al Mundial de Fútbol”, aseguró.

En un sondeo virtual realizado en la página de internet de El Espectador, en el que votaron 9.011 usuarios, el 77,48% apoyó que se suspendiera el torneo por los hechos de violencia ocurridos en estos días, mientras que sólo el 21,67% rechazó la idea.

Aunque la suspensión del torneo es apenas una sugerencia, lo cierto es que de seguir adelante con la idea, el gobierno tendría que ponderar, en pleno año preelectoral, las consecuencias de esta medida. Para los expertos, un acto de este tipo podría conducir a que la Fifa suspenda a Colombia, como lo hizo en 1989, cuando el gobierno canceló el torneo tras el asesinato del árbitro Álvaro Ortega.

Al respecto, Lloreda le aseguró a este diario que es evidente que “todas las medidas que se toman tienen repercusiones”, y aclaró que eso deberá ser evaluado por el Ministerio de Cultura y Coldeportes, quienes tienen la competencia para ejecutar este tipo de medidas.

Temas relacionados

Ramón Jesurún
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X