Bogotá

7 May 2012 - 9:11 p. m.

Las 12 quebradas de Chapinero que necesitan seguridad

Para enfrentar la inseguridad en los cerros orientales, la administración distrital propone mayor presencia de las autoridades.

Verónica Téllez Oliveros

El asalto a 22 personas que ocurrió el sábado en el sendero de la quebrada La Vieja, en la localidad de Chapinero, puso de nuevo sobre la mesa la discusión acerca de las estrategias para mejorar la seguridad en estos caminos, pues hay 11 quebradas más en proceso de recuperación por parte de la comunidad, la Alcaldía Local y Conservación Internacional. El Distrito propone un mayor acompañamiento policial y los residentes sugieren fortalecer acciones desde el entorno.

“Hace cuatro años este lugar era invisible. La ronda de la quebrada estaba invadida por cambuches y retamo espinoso. Pero ahora tenemos recorridos diarios de hasta 60 personas”. La voz es de Benedicto Galindo, líder comunitario del barrio Bosque Calderón y participante del proceso de recuperación de la quebrada Las Delicias. Está convencido de que el mantenimiento del entorno por parte de la propia comunidad es una de las claves para generar seguridad y atraer a los ciudadanos temerosos de asomarse a estos lugares.

Sofía López, vigía ambiental de la quebrada, coincide con Galindo. Ella anota que por medio del trabajo en red con los líderes de otras quebradas han socializado las buenas prácticas en seguridad que ha experimentado cada una.

Para ella es fundamental que la comunidad de los barrios vecinos, como Bosque Calderón, Olivos, Granada y Castillo, se empodere de los procesos de mantenimiento en la zona. “Si de pronto suben personas sin acompañamiento de un vigía, los mismos vecinos nos avisan para que estemos pendientes”.

Pero además de La Vieja y Las Delicias, las otras quebradas que hacen parte del proyecto de recuperación y demandan medidas urgentes son: Olivos, Rosales, Chicó, Río Negro, Morasí, Pozo Azul, El Chulo, Puente Piedra, Sureña y Pozo Claro.

Un tema pendiente para mejorar la seguridad en estos caminos es consolidar la presencia de los grupos de Policía Ambiental y del cuerpo de Carabineros, que además de asegurar la conservación de la fauna y flora en los senderos, puedan asesorar a los visitantes en los recorridos, asegura Blanca Inés Durán, exalcaldesa local de Chapinero y actual directora de Apoyo a Localidades de la Secretaría de Gobierno.

Otra de las medidas que puede adelantar la administración local, como señala la exalcaldesa, es mejorar la señalización de los senderos para que la gente no salga de las rutas recomendadas. Este es un problema que ha afectado sobre todo a la quebrada La Vieja, mientras que en Las Delicias hubo una buena inversión en este aspecto, cuenta Durán.

Una de las causas de los retrasos para la reacción efectiva de las autoridades en situaciones de inseguridad han sido las dificultades de comunicación con los guardabosques del Acueducto, por lo que Durán propone que éstos tengan mejores herramientas para mantenerse en contacto con la Policía.

“Hay que seguir reglas elementales”

La inseguridad en los Cerros Orientales de la ciudad es asunto de vieja data, y los vecinos del barrio Rosales, que por más de una década han estado subiendo por los senderos que rodean la quebrada de La Vieja, lo saben. De ahí que Ximena Zambrano, directora de la Asociación Aquavieja, organización que recuperó la quebrada, recuerde que para caminar por esta zona de la ciudad se deben seguir ‘reglas elementales’. “Primero, no portar nada de valor. Ni iPods ni billetera ni zapatos de marca. Segundo, saludar. Todos los que subimos por los senderos nos conocemos”. Finalmente, es recomendable que los caminantes se mantengan en los senderos cercanos a la quebrada y no se aventuren por las áreas del páramo, donde ocurrió el robo del sábado.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X