4 Jun 2020 - 4:21 p. m.

Manifestantes en Corabastos exigen que se les respete su derecho al trabajo

La crítica situación del coronavirus en hizo que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, tomara una serie de medidas para disminuir la movilidad en la localidad y favorecer el distanciamiento social. La central de abastecimiento Corabastos es, tal vez, el lugar de la localidad, que más se ha visto afectado por esta situación.

Desde la madrugada de este jueves comerciantes, transportadores y demás trabajadores que obtienen un sustento de este lugar han adelantado manifestaciones en contra de las decisiones adoptadas por la alcaldesa Claudia López. La premisa de estos es que se les está negando su derecho al trabajo.

A los transportadores, por ejemplo, se les ha dicho que solo pueden ingresar el 50 % de los alimentos. La respuesta de ellos, y de los agricultores que forman parte de la cadena, es que si hacen eso se va a desperdiciar una significativa cantidad de la producción. Frente a esto, el plan que anunció el Distrito es que gran parte del abastecimiento que frecuentemente estaba llegando a Corabastos sean distribuidos en plazas de mercado.

Julio César Gaviria, uno de los comerciantes de esta central de abastecimientos, dijo en un video publicado en redes sociales que “todas las bodegas están en este momento sin comercializar por culpa de decisiones que toman a la ligera”. El comerciante asegura que los trabajadores “los que realmente sostenemos esta empresa” no fueron tenidos en cuenta al momento de aplicar las medidas restrictivas.

Él asegura que en este proceso ha habido una injusticia, pues cree que las bodegas que permanecen cerradas fueron seleccionadas de manera discriminada. Para él, lo correcto es que se implemente un ‘pico y puesto’ en el que se permita el funcionamiento de todos los establecimientos en espacios que sean rotativos. “Acá nadie tiene corona. Todos queremos trabajar y la ley tiene que ser para todos”.

En el lugar ha hecho presencia el ESMAD, sin que su actuación se haya efectuado en contra de los civiles. A esta hora Corabastos permanece completamente cerrado y con filas de camiones estacionados en sus inmediaciones.

El Espectador conoció que a esta hora el gerente de Corabastos se encuentra reunido con representantes de los comercios formales afiliados a la central. Se espera que en el transcurso del día las observaciones que surjan de estos diálogos sean llevados a la mesa en la que tienen asiento representantes del Distrito y el Ministerio de Agricultura.

Es importante que se llegue a una solución pronto, pues se espera que la situación se agrave esta noche, cuando llegue la segunda descarga y crezca el represamiento de alimentos.

Temas relacionados

Bogotá
Comparte: