Bogotá

20 Feb 2012 - 10:34 a. m.

Media Maratón de Bogotá deja hueco de $1.570 millones en IDRD

El detrimento patrimonial se debe a un contrato suscrito con una fundación sin ánimo de lucro fundada por importantes empresarios.

Paula Castillo Lenis/Elespectador.com

El Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), que por estos días es investigado por la Procuraduría por irregularidades en contratación del Mundial Sub 20, es nuevamente cuestionado por un hallazgo fiscal de 1.570 millones de pesos relacionados con la Media Maratón de Bogotá.

Una auditoría realizada por la Contraloría Distrital evidenció el posible detrimento patrimonial por un contrato suscrito con la fundación sin ánimo de lucro Correcaminos de Colombia.

El IDRD ha realizado once contratos con dicha fundación desde el año 2001 por un valor de $3.780 millones y para las vigencias 2007 a 2011 ascendió a $1.570 millones.

“Se evidencian serias falencias en la labor de supervisión la cual conduce a que se acepte cualquier documento como soporte de la inversión efectuada por el IDRD, que condujo a un posible detrimento fiscal en cuantía de $1.570 millones. Dicha contratación no cumplió con la finalidad última de la contratación estatal, que es la de satisfacer una necesidad sentida de la comunidad en la medida en que su participación está limitada a una inscripción y preparación que no es apoyada por el IDRD; por tanto, no se estimula la competencia, el hábito, ni la disciplina en la práctica del deporte”, dice el informe de auditoría de la Contraloría.

Según el ente de control, la gestión realizada por la entidad en lo que respecta a esta contratación fue ineficiente, antieconómica e ineficaz. “Correcaminos de Colombia no es un organismo deportivo, ni entidad deportiva, es una fundación sin ánimo de lucro particular. Es por ello que en lo que respecta a este contrato suscrito no se evidencia filantropía y mucho menos el beneficio social, lo que hace es, comercializar y explotar la Media Maratón de Bogotá, recibiendo cuantiosos aportes de sus patrocinadores, que entre otros, en algún momento fueron sus socios fundadores”.

Para poder participar en el evento se requiere pagar una inscripción que para 2011, osciló entre $50.000 y $72.000. “Desde ese entendido esa contratación no se puede ubicar dentro de dicho proyecto de inversión “Deporte con Altura” cuando la participación ciudadana ésta limitada por el aspecto más importante, el “económico”, entonces, como se pretende integrar a la sociedad alrededor de la práctica y competencia del deporte, si esta actividad es un negocio articulado por los privados para su propio beneficio”.

Los fundadores de Correcaminos de Colombia son Pablo Francisco Albir Sotomayor, presidente de Porvenir hasta diciembre de 2008, miembro de la Junta Directiva de Gas Natural y Transmilenio; Andrés Camargo Ardila, gerente de Instituto de Desarrollo Urbano del IDU en el año 2000; Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez; presidente del Grupo Aval e hijo de Luis Carlos Sarmiento Angulo; Luis Iván Correa Peláez, vicepresidente Comercial de Fiducor; Luis Orlando Álvarez Betancour, vicepresidente financiero grupo Chaid Neme; Álvaro Enrique Jaramillo Buitrago, presidente de Avianca y presidente de IQ Outsourcing; Gustavo Alberto Lenis Steffens, presidente de Avianca (1993-2000); Eduardo Urdaneta Gómez, gerente general T Globo y gerente Rosas de Colombia.

“Los empresarios fundadores han ostentado cargos directivos de importancia en el país, desde los cuales apoyaron económicamente a la fundación con donaciones, a parte de los recursos aportados por esas empresas para figurar como patrocinadores del evento en la publicidad. Bien importante resaltar es que Porvenir, sociedad que administra los aportes de Pensiones y Cesantías de los colombianos, haya efectuado aportes con carácter de donaciones a la Fundación sin ánimo de lucro Correcaminos, por el entonces presidente y representante legal Pablo Francisco Albir Sotomayor, quien a su vez, fue socio fundador y miembro de la Junta directiva hasta 2009 de dicha fundación”, dice la Contraloría.

Las donaciones y contratos de patrocinio, que la Sociedad Administradora de Pensiones y Cesantías Porvenir S.A, realizó a la Fundación Correcaminos a través de su socio fundador y miembro de la junta directiva hasta 2009, terminan siendo parte del patrimonio de estas fundaciones donde tienen intereses dichos empresarios.

Así mismo, la empresa de la cual es vicepresidente Comercial, la Fiduciaria FIDUCOR S.A. Luis Iván Correa Peláez, socio fundador, se ha visto involucrada en el proceso de Responsabilidad Fiscal que adelanta la Contraloría General de la Republica por presunto detrimento patrimonial por la inversión de los recursos de las regalías en el municipio de Neiva.

Igualmente, el exgerente del IDU, Andrés Camargo Ardila, socio fundador y miembro de la Junta directiva en 2000 y 2001, se vio inmerso en investigaciones penales y detención preventiva de su libertad con ocasión de las obras de Transmilenio.

“Es claro que a través de ellos la fundación sin ánimo de lucro ha prestado un servicio al IDRD, que no es otro que el de publicidad, promocionando al IDRD como patrocinador del mismo y a cambio Correcaminos recibe los recursos. A lo largo de los 12 años de la realización de la Media Maratón de Bogotá, los recursos aportados por el IDRD han sido destinados aproximadamente el 65% a publicidad exclusivamente y el 35% restante al hospedaje, alimentación y premiación de los atletas internacionales, apoyo que no reciben los deportistas distritales y mucho menos los nacionales. El único estimulo es el de las inscripciones gratuitas que aparentemente se entrega a los ciudadanos”, agrega el informe.

Correcaminos de Colombia no sólo organiza dicha maratón, también el ascenso a la Torre Colpatria y la Carrera Atlética de Cartagena.

Twitter: @PaulaCastilloL
 

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X