Bogotá

24 Nov 2008 - 9:37 a. m.

Minga indígena asegura que directivas de la Nacional son racistas

En el discurso de despedida, voceros de los indígenas aseguraron que el Gobierno confirmó una vez más que no está con el pueblo y  que las directivas de la Universidad estuvieron presionados por el Estado para "cerrar las puertas a esta comunidad".

El Espectador

Serán 80 los indígenas que conformarán la comisión que se quedará a dialogar con el Gobierno. Aún no se sabe cuál será su lugar de estadía.

Según denunciaron algunos de los indígenas, la Universidad primeros les abrió las puertas para luego cerrarlas,

"prácticamente nos aburrieron, nos dejaron sin un lugar para alojarnos", aseguró uno de los miembros de esta comunidad.

"La Minga confirma una vez más que este Gobierno no está con el pueblo, que no atiende fundamentos constitucionales que señala de terroristas a todo el que lidera clamor popular", aseguró Luis Evelis Andrade presidente de la Onic.

El vocero aseguró además que se van con grandes preocupaciones por la situación invernal que viven varios resguardos indígenas.

"Nosotros nos vamos con el corazón y la mente fortalecidos. Tal vez las manos quedaron esperando otras respuestas del Estado. Fue de muy mal gusto que nos invitaran a entrar a la Universidad y luego nos cierran las puertas para que nos de frío", recalcó.

Sin embargo, aseguró que muchas personas contribuyeron para que la minga continuará "queremos que eso también quede claro, que muchas personas nos ayudaron".

Evelis Andrade confirmó que la reunión con los viceministros y los líderes que se quedan, se realizará este lunes para hacer un balance de los acuerdos " es irresponsable que no los conozcan", aseguró.

Por su parte, la secretaria de Gobierno, Clara López, resaltó el comportamiento de la minga "hoy entregan los predios de la Universidad tal como se les entregaron. Son una movilización pacífica a la que el Distrito le brindó todo el apoyo".

Los más de 6.000 indígenas que marcharon a Bogotá para reclamar por el respeto de los derechos humanos de sus comunidades y la restitución de sus tierras, decidieron regresar a sus lugares de origen este mismo lunes.

Los indígenas también están a la expectativa de la fecha para una segunda cita con Uribe y poder seguir dialogando sobre la problemática indígena en el país andino.

La muerte de 10 indígenas y los que están desaparecidos por la erupción de un volcán en el suroeste de Colombia centraron el sábado las discusiones en la reunión entre el Gobierno y los indígenas.

Los casi 4.000 indígenas que se concentraron en la sede de la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá, son procedentes de la zona donde hizo erupción el jueves el volcán Nevado del Huila, dejando 10 aborígenes muertos y varios desaparecidos por las avalanchas que se produjeron.

Después de una travesía de más de 500 kilómetros, realizada en una semana desde la ciudad de Cali (suroeste) , los aborígenes llegaron el jueves a Bogotá y se instalaron en predios de la Universidad Nacional, desde donde salieron el viernes hacia la Plaza de Bolívar.

Sin embargo, la marcha se inició hace 42 días en un caserío del municipio de Piendamó (suroeste) detuvo unos días en Cali y tras un encuentro con Uribe que no dio resultado, los indígenas decidieron continuar hasta Bogotá.

Temas relacionados

Minga indígena
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X