Bogotá

17 Sep 2013 - 10:00 p. m.

Murió por rescatar sus papeles

Nelly López Bohórquez dice que su familia ha sido golpeada por la muerte y la impunidad. Su hija Katherin Rincón, de 22 años, murió asfixiada en la madrugada de este domingo en el bar Night Club, en el que murieron cinco personas más en confusos hechos.

Redacción Bogotá

Pese a que el director del Instituto de Medicina Legal, Carlos Valdés, señaló que el deceso de las seis personas no estuvo relacionado con el gas pimienta, los familiares de Katherin Rincón dijeron ayer en el funeral de la joven que el gas fue el que generó el pánico y que, quizá, si no hubiera sido arrojado, ella no estaría muerta. En todo caso, Medicina Legal confirmó que en los próximos días entregará un análisis sobre la presencia del gas en el lugar y el posible impacto que tuvo en las víctimas.

De acuerdo con las versiones de los familiares, desde que la joven cumplió los 16 años se hizo cargo de su hija (que tiene seis años) y de su madre, quien había quedado viuda siete años atrás.

Sonia López, tía de la víctima, dice que el domingo su sobrina salió con los compañeros de trabajo para celebrar el Día del Amor y la Amistad. Marisela Rojas, hermanastra de Katherin, cuenta que cuando se dio una pelea dentro del bar, su hermana se apresuró a salir a la calle con sus compañeros y, sin embargo, al estar afuera se dio cuenta de que había dejado encima de una mesa su billetera y sus documentos de identidad, por eso “regresó y no volvió a salir”, lamentó.

Además del de Katherin, ayer también se realizaron los funerales de las demás víctimas: Ana Rada, Andrea Pinzón, Andrés Rincón, Leidy Muñoz y Gladys Torres.

 

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X