Bogotá

8 May 2013 - 10:09 a. m.

Por presunta negligencia médica murió paciente en la clínica Palermo

La Personería presentará una denuncia por el presunto delito de homicidio culposo ante la Fiscalía General de la Nación.

El Espectador

El personero de Bogotá, Ricardo María Cañón Prieto, presentará una denuncia por el presunto delito de homicidio por omisión o culposo ante la Fiscalía General de la Nación luego de la muerte de una paciente de 56 años que ingresó a la clínica Palermo el pasado sábado y murió 48 horas después. El Personero de los bogotanos aseveró, una vez más, que “es absurdo que la vida de las personas esté por debajo de un trámite administrativo”.

De acuerdo con el testimonio del señor Enrique Díaz Quijano, esposo de Esperanza Forero Cortés, la paciente fallecida, ella ingresó a la Clínica Palermo el sábado 4 de mayo por una crisis cardiaca. Luego de ser estabilizada por los médicos, en la clínica le exigieron un depósito en dinero, pero al no tener liquidez en ese momento tuvo que firmarles un pagaré para que siguieran con el procedimiento médico, explicó.

Después de una serie de exámenes practicados el día domingo, los médicos le manifestaron que ella debía estar en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Acto seguido, les hizo saber a los funcionarios de la sección administrativa de la clínica que, aunque él tenía un atraso con su Entidad Promotora de Salud (EPS), por favor siguieran con el procedimiento indicado por los galenos ya que estaba de por medio la vida de su esposa.

Ellos le dijeron que debía trasladarla a otra UCI o, en caso contrario, debía dejar un depósito de 8 millones de pesos para que pudiera permanecer en la UCI de la Clínica Palermo. Como el señor Díaz no tenía dinero en ese momento les manifestó que él ya había firmado un pagaré. Sin embargo, le dijeron que le daban plazo hasta el día siguiente (lunes 6 de mayo) para que consiguiera el dinero, informó.

En medio de su angustia, el señor Enrique Díaz se puso al día con su EPS (Suramericana) y les llevó el paz y salvo a la clínica. No obstante, le dijeron que la factura ya iba en 6 millones de pesos y que si no los cancelaba no podían trasladar a la señora Esperanza a la UCI. Según relata el señor, a la señora le desconectaron líquidos y monitoreo y la dejaron en un área que no era la adecuada para una paciente en ese estado: “una especie de cocina con algunos desechos médicos altamente peligrosos”, indicó.

Al ver esto, el señor Enrique Díaz se dirige a la sección administrativa de la clínica y les pide que por favor trasladen ya a su señora que se está poniendo muy mal y que, además, él ya pago en la EPS (paz y salvo en mano) y también tiene firmado un pagaré. La respuesta tajante, dice, fue que ellos no habían recibido ninguna notificación por parte de la EPS a su enlace operativo y que tocaba esperar.

Mi señora entró en desesperación y trató de bajarse de la camilla en la que estaba y sufrió el infarto que le produjo la muerte instantánea”, afirmó el señor Díaz. La señora Esperanza Forero murió esperando que un trámite administrativo le salvara la vida.

Ante esta situación, que se suma, entre muchas otras más, a la de la menor de dos años, Paula Sofía, que falleció en días recientes en el Hospital Santa Clara, también por negligencia, el Personero puntualizó que “de ser necesario presentará todas las acciones penales que se requieran para enfrentar este tipo de muertes previsibles y evitar que se queden en la impunidad”.

 

Temas relacionados

Personería de Bogotá
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X