4 Feb 2020 - 7:11 p. m.

Ratifican orden de demoler mansión construida en los cerros orientales de Bogotá

La Corporación Autónoma Regional ordenó a Inversiones Team Sol S.A.S., responsables de la obra, pagar una multa por $447 millones y presentar el cronograma de demolición de la estructura.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

La mansión Moterodro se terminó de construir, pese a las medidas cautelares que se pusieron a las obras.  / CAR Cundinamarca
La mansión Moterodro se terminó de construir, pese a las medidas cautelares que se pusieron a las obras. / CAR Cundinamarca

La Corporación Autónoma Regional (CAR) ratificó en un fallo de segunda instancia, la decisión de demoler una de las mansiones, Monterodro, que se encuentran dentro del sector del Bagazal, en la zona de protección de los cerros orientales de Bogotá. 

La nueva determinación ratifica el fallo que se dio en diciembre de 2018, por lo que Inversiones Team Sol S.A.S., responsable de la construcción, deberá pagar una multa de $447 millones, así como le da un plazo de 30 días a la empresa para presentar el cronograma de demolición, que no puede ser superior a diez meses. 

"Posterior a ello, tendrá cuatro meses para realizar la compensación ordenada en la decisión de la corporación. Es importante decir que durante el proceso sancionatorio logramos verificar que la sociedad está violando incluso las medidas policivas establecidas, ya que terminó la construcción violando las medidas cautelares impuestas por el ente ambiental", dijo Camilo Ferrer, director Jurídico de la CAR. 

La compensación deberá comprender la recuperación paisajística de 2.462 m2, en la que se deberán plantar 316 árboles además de realizar el manejo silvicultural por cinco años. “De no ser acatada la orden de demolición bajo los parámetros y plazos establecidos por la autoridad ambiental, la CAR tendrá que contratar el proceso de demolición y posteriormente trasladar la totalidad de los costos a los responsables del inmueble, de manera similar a lo ocurrido con la construcción “Bambú” ubicada en el mismo sector y demolida por la CAR a finales del año pasado", señaló Ferrer. 

Monterodro es una mansión de 6.500 m2 edificada dentro de la zona de de la Reserva Protectora del Bosque Oriental y protegida por una sentencia del Consejo de Estado. La primera medida contra esta obra se dio en noviembre de 2014, luego de que la Secretaría de Hábitat avisara a la CAR de los avances en la construcción que no contaban con los correspondientes permisos ambientales ni la licencia urbanística. 

Pese a la orden y a que se cercó el paso por la vía principal al sector del Bagazal, se ingresó el material por un predio cercano y se terminaron las obras, a tal punto que se construyó una casa de muñecas que tiene alrededor de 45 m2, así como se amobló la vivienda. 

Ante las condiciones, contra los propietarios del predio entre los que figuran Inversiones Team Sol S.A.S. y a Fernando Arturo Soler, rector de la Universidad ECCI, se iniciaron tres procesos jurídicos entre los que se encuentra uno administrativo sancionatorio ambiental por parte de la CAR y que ahora ratifican en segunda instancia, debido a que la mansión se encuentra en un 62 % en la franja de conservación y el 38 % restante, en franja de rehabilitación ecológica.

También se adelanta otro proceso penal por el delito de construcción ilegal en área de especial importancia ecológica, en el que los propietarios se acogieron a un principio de oportunidad con el fin de agilizar el proceso penal. "La corporación actúa como representante de las víctimas, por lo que tazó el daño ambiental por 906 millones pesos, los cuales serán presentados por la Fiscalía General de la Nación ante el juez respectivo".

El último proceso es ante el Distrito y es de carácter urbanístico.

De no cumplir con lo establecido por el ente ambiental, al igual que ocurrió con el predio el Bambú, será la CAR la encargada de "la demolición de la obra y de las medidas de compensación las cuales se le harán a la sociedad declarada como responsable", afirmó Ferrer.

Esta es la segunda construcción en el sector del Bagazal que la CAR ordena demoler. En la zona hay al menos cuatro procesos activos de mansiones que fueron construidas luego de que la zona se declarara de protección y que además han afectado afluentes como la quebrada Rosales.

Comparte: