27 Mar 2019 - 3:03 a. m.

Transmicable: reconocido por el Banco Mundial como modelo de movilidad y transformación

Según el reconocimiento entregado al Distrito en Washington, el cable aéreo de Ciudad Bolívar está ayudando a reducir la pobreza, al disminuir los tiempos de desplazamiento de unas 700.000 personas.

Redacción Bogotá - Bogota@elespectador.com

El cable, que cuenta con cuatro estaciones, tiene una longitud de 3,34 kilómetros. / Gustavo Torrijos - Archivo El Espectador.
El cable, que cuenta con cuatro estaciones, tiene una longitud de 3,34 kilómetros. / Gustavo Torrijos - Archivo El Espectador.

Hace tres meses empezó a operar el primer cable aéreo de Bogotá. Desde entonces, muchas cosas cambiaron en la parte alta de Ciudad Bolívar, localidad ubicada en el sur de la ciudad, y los residentes de barrios como Manitas, Juan Pablo II y Mirador notaron cómo el Transmicable trajo cambios no solo en su forma de movilizarse, sino en otros aspectos como el turismo y la seguridad. Este martes, el Banco Mundial reconoció al cable como una solución integral de movilidad y destacó que su construcción está influyendo en la transformación social de la localidad.

El Banco Mundial, a través de su Corporación Financiera Internacional (IFC) que agrupa a 189 países, resaltó también las bondades del Transmicable en cuanto a bienestar y desarrollo sostenible. De acuerdo con el organismo, el cable aéreo de Ciudad Bolívar está fomentando la participación y reduciendo los índices de pobreza en Ciudad Bolívar, al disminuir de forma sustancial los tiempos de desplazamiento de más de 700.000 personas de bajos recursos.

Según el Distrito, Transmicable es un ejemplo de que los ciudadanos son tenidos en cuenta en la ejecución de las obras. Para la construcción del cable, se realizaron talleres con más de 35.582 estudiantes de Ciudad Bolívar. Asimismo, la obra tiene un “plan de padrinos y madrinas”, con el que se capacitaron a 876 líderes que tienen como misión el cuidado y apropiación del sistema.

Vale recordar que los habitantes de la parte alta de Ciudad Bolívar debían gastar dos horas o más en solo un desplazamiento hasta una estación de Transmilenio. Ahora, en la zona se tardan entre 13 y 30 minutos en hacer ese recorrido.

La entidad también aplaudió que el proyecto no se concibió solo como una solución de movilidad, y que más allá de este tema incluye equipamientos, parques, bibliotecas, seguridad y otros servicios para las comunidades. Por eso, dice la IFC, el modelo del cable podría convertirse en un ejemplo de desarrollo para nuevos proyectos urbanos alrededor del mundo.

El reconocimiento fue entregado al Distrito en Washington (EE.UU.). Desde allí, la directora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Yaneth Mantilla, aseguró que esta es una recompensa a la ciudad y a la idea de no solo construir vías o espacios públicos, sino felicidad. “Este gran sueño se vio materializado en TransMiCable, un proyecto de transporte público eficiente, limpio e integral, que une a una de las zonas con más habitantes de Bogotá con el principal sistema de transporte de la ciudad”, manifestó Mantilla.

El reconocimiento al Transmicable se hizo entre más de 1.273 proyectos de infraestructura urbana que impulsa la IFC.

Las cifras del Transmicable

700.000 habitantes de barrios como Manitas, Juan Pablo II y Mirador son los beneficiados con el medio de transporte.

163 cabinas tiene el cable. Cada una cuenta con circuito cerrado de televisión y voz, paneles solares, puertas automáticas y wi-fi. Viajan a 20 km/h.

3.600 pasajeros hora/sentido es la capacidad del cable. En cada cabina viajan hasta 10 pasajeros sentados.

3,34 kilómetros de longitud tiene el Transmicable. Cuenta con cuatro estaciones: Tunal, Juan Pablo II, Manitas y Mirador.

13 minutos es el tiempo de recorrido del portal a la estación más alta (Mirador). Antes, ese recorrido se hacía en una hora y en transporte ilegal.

10 segundos es el tiempo de espera entre cabina y cabina en las horas pico.

332 empleos se estrenaron con la apertura del cable. El 75 % de ellos para vecinos de Ciudad Bolívar.

Comparte: