14 Nov 2019 - 2:56 a. m.

Transmilenio presentó el primer protocolo para proteger a las mujeres del acoso

A través de la campaña "Me Muevo Segura" buscan prevenir y atender los casos que se presentan dentro del Sistema. Para ello se enseñarán a la ciudadanía qué es acoso, cómo reaccionar y qué hacer cuando se presente un hecho de estos.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

La Secretaría de la Mujer, junto con Transmilenio y la Secretaría de Seguridad pusieron en marcha el primer protocolo para la atención de víctimas de acoso dentro del sistema de transporte. 

A través de la campaña "Me muevo segura", el Distrito busca que la ciudadanía no solo identifique qué es acoso, sino que además sepa cómo reaccionar y qué hacer cuando se presente uno de estos casos. La campaña se hará a través de medios de comunicación y medios institucionales, así como en las estaciones de Transmilenio para garantizar el derecho de las mujeres a disfrutar de la ciudad. 

“En el sistema están capacitados en la activación del protocolo más de 1.200 colaboradores. En trabajo conjunto con la Policía de TransMilenio, en lo que va corrido de 2019, se han logrado a la fecha 67 capturas en flagrancia por casos de acoso, en los que ha sido clave la valentía de la víctima, la solidaridad ciudadana y el trabajo articulado de las entidades en la activación del protocolo”, dijo la gerente de Transmilenio, María Consuelo Araujo. 

Por su parte, el secretario de Seguridad, Jairo García, indicó que la puesta en marcha del Mecanismo de Atención Intermedio (MAI), permite activar el protocolo a través de la línea Púrpura, que contará con psicosocial, orientación y asesoría jurídica, en horarios flexibles para facilitar la atención a las víctimas de acoso. 

Cifras del Observatorio de Mujeres y Equidad de Género en Bogotá, indican que entre 2016 y 2017 se presentaron 7.029 presuntos delitos sexuales contra mujeres en la ciudad, de los cuales 1.299 fueron en vía pública o en calle. En cuanto al transporte público, señalan que más del 80 % de las mujeres que utilizan este medio de transporte lo perciben como inseguro o muy inseguro, mientras que el 70 % indica que ha sido víctima de acoso o lo ha presenciado. 

Los casos más comunes reportados son silbidos en vía pública, miradas lascivas y rozamientos en cualquier parte del cuerpo sin consentimiento. Sumado a esto, se debe tener en cuenta que manoseos, tocamientos, pellizcos, palmadas, apretones, miradas lascivas y rozamientos en cualquier parte del cuerpo sin consentimiento es considerado acoso sexual físico. 

Asimismo, es acoso sexual verbal los silbidos o expresiones verbales de connotación sexual (aullidos, ladridos, sonido de besos), comentarios de connotación sexual, chistes sexualmente explícitos, comentarios o insinuaciones sexuales, preguntas por fantasías sexuales o eróticas, insultos basados en el sexo de la persona, su identidad u orientación sexual, o en estereotipos sexuales relacionados con la raza o etnia, calificaciones sobre la sexualidad de la persona.

Por último, también se presenta acoso sexual no verbal como la exhibición de fotos, imágenes, videos o audios de connotación sexual y/o pornográfica, exhibicionismo (exposición de genitales) o masturbación en público, fotos al cuerpo sin consentimiento.

Ante alguno de estos casos se recomienda llamar a la línea de emergencias 123 o a la línea Púrpura Distrital 01-8000-112-137para activar el protocolo de atención y orientación. 

Comparte: