4 May 2020 - 2:00 a. m.

Transmilenio: una semana después de comenzar la reactivación económica

Tras la reactivación económica gradual de los sectores de manufactura y construcción, Transmilenio reportó una operación normal, aunque se estima que llegue al 35 % de ocupación en las próximas semanas, lo que provocaría el cierre del Sistema.

Harold Cortés / @HaroldStCortes

En un día normal Transmilenio transportaba 2,5 millones de personas; hoy no podrá llevar más de 800.000. / Gustavo Torrijos El Espectador
En un día normal Transmilenio transportaba 2,5 millones de personas; hoy no podrá llevar más de 800.000. / Gustavo Torrijos El Espectador

Mientras la cifra de COVID-19 sigue creciendo, desde la semana pasada comenzó la reactivación gradual de los sectores de la manufactura y la construcción. De ahí que subirse al transporte público sea por estos días una actividad necesaria, pero poco atractiva, pues si no se tienen las medidas de protección, el riesgo de contagio es inminente. Según estimaciones del Distrito, se espera que en las próximas semanas 650.000 personas tengan permiso para movilizarse. Sin embargo, uno de los retos de la Alcaldía será que la operación de Transmilenio (TM) no sobrepase el 35 %; en caso de hacerlo, será suspendido de inmediato, pues se debe impedir que este sea un sistema masivo de contagio.

Lea también: Activación de manufactura y construcción, pendiente de protocolos de seguridad

Los trabajadores que han podido salir durante la cuarentena (por ser parte de las excepciones), de cierta manera, ya están entrenados, pero sienten preocupación por lo que se viene. Así lo expresó Cindy Muñoz, trabajadora de un hospital en Chapinero, quien para ir de su casa al trabajo debe abordar dos buses azules del SITP y uno de TM. Esta mujer, de mediana estatura, piel trigueña y ojos despiertos, siempre lleva un tapabocas estampado con dibujos animados, guantes y prefiere guardar una distancia de un metro.

Cuando se le pregunta por el flujo de pasajeros en las estaciones, se nota preocupada. “Hasta antes de la reactivación estuvo suave. El SITP no superaba los cinco pasajeros, pero la semana pasada hubo mucha más gente y me tocó de pie. Le da a uno más susto salir. Vivo con mi hija y mi esposo y veo la situación complicada. La gente no toma conciencia, no se cuida. Tengo miedo a contagiarme o contagiar a los de mi casa”, dice. Luego saca un tarro pequeño de uno de sus bolsillos: “Ando con alcohol, tratando de cuidarme, pero es difícil, aquí uno se puede contagiar”.

Como ella, muchas personas se han visto en la necesidad de usar el transporte público. Pedro Gaviria es un vendedor informal que hoy se gana la vida vendiendo tapabocas, mentas y chicles con sabor a frutos rojos. Intenta esconder su mercancía, pues sabe que en TM no puede vender estos productos y luego dice, con la voz atenuada por el tapabocas: “Lleve tapabocas a $1.000”. El recorrido de Pedro inició este miércoles (29 de abril) en la estación San Bernardo. Aunque dice que hay poco flujo de personas, si se compara con un día corriente, calcula que la ocupación del sistema es del 20 %.

Y está en lo cierto, según estimaciones de TM y de la Secretaría de Movilidad, la semana pasada el promedio de ocupación de los componentes troncal, zonal y Transmicable llegó al 21 %. Según Felipe Andrés Ramírez, gerente de TM, se estima que, cuando el Gobierno nacional y distrital decreten el levantamiento del aislamiento preventivo obligatorio y se reactiven más sectores de producción, el sistema movilizaría a 1,4 millones de usuarios en sus tres componentes: buses azules, troncales y cable, lo que corresponde al 35 % de la oferta.

Pedro, el vendedor, explica que cada día debe salir de 7:00 a.m. a 1:00 p.m., y aunque su familia a veces le dice que no lo haga, para evitar el contagio, comenta: “Ya uno está acostumbrado a la calle, a trabajar, aunque se exponga al virus”. Eso sí, resalta que las medidas de aislamiento están siendo acatadas por los viajeros. “Usted se sube y la gente no se está sentando donde no debe y no se acercan uno al otro. Eso sí, para qué, todo el mundo con su tapabocas y guantes”, dice.

Para garantizar que todo se mantenga en orden, en total, cerca de 1.700 personas, entre policías, mediadores sociales y guías, participan en la jornada para organizar a los usuarios y darles recomendaciones de autocuidado. Además, fueron instaladas 1.300 vallas tipo concierto, de las 3.000 que se instalarán para regular el acceso a los portales y estaciones con mayor afluencia. Precisamente, Andrés y Anyi, dos recicladores que viven en Ciudad Bolívar, esperan en la fila de la estación de la calle 72 para ingresar. Para garantizar que la ocupación del Sistema no supere la cifra establecida, cerca de ocho policías regulan la entrada.

La pareja carga un costal con objetos que recogieron tras quince horas de búsqueda incansable en la localidad de Chapinero. Lucen cansados, pero siguen de pie, en la fila, bajo la mirada atenta de los otros ciudadanos. Un policía les pide que se pongan tapabocas o de lo contrario no podrán ingresar. Anyi saca de su chaqueta dos tapabocas artesanales, gastados de tanto uso, y le entrega uno a Andrés. Los dejan pasar. Más tarde, una vez dentro del bus, Andrés dirá junto con su mujer que “en el TM siempre andamos con la reglamentación, con el tapabocas, porque si no, no nos dejan entrar. Cuando llegamos a casa empieza el trajín que debemos hacer, que es lavarnos las manos y desinfectarnos. No queremos contagiar a nuestros hijos, están muy pequeños”.

Desde el 27 de abril el sistema en sus tres componentes tiene transitando el 100 % de su flota. También, cuenta con 10.500 puntos de acceso a los buses entre zonal y troncal, 7.500 vehículos zonales y troncales, 3.500 puntos de ingreso a estaciones, 1.200 torniquetes en las 142 estaciones, nueve portales en el componente troncal y 7.477 paraderos zonales del SITP.

El viernes, luego de la primera semana de “reactivación económica”, el número de validaciones en los componentes del sistema de transporte fue 400.000 pasajeros. Por ahora, las cifras están bajo control. No obstante, el verdadero reto comenzará esta semana en la ciudad.

Síguenos en Google Noticias