"No me siento diva, me siento en deuda"

La estrella de Hollywood habló del humor, la fama, el dinero y su físico impactante.

Los paparazis agrupados afuera del Hotel Four Seasons en Beverly Hills, esperan algún auto lujoso para conseguir una buena foto. Es curioso verlos levantar los larguísimos lentes, como armas que buscan el perfecto blanco, con el mínimo paso de un Mercedes Benz o un Porsche. Ni siquiera se dan cuenta que su presa más preciada, acaba de entrar al volante del más simple Toyota Prius. Con raíces hispanas detrás del apellido, Cameron Diaz no habla una sola palabra de español, pero igual conserva el humilde orgullo cubano que corre por su sangre, con una belleza que la convirtió en uno de los símbolos sexuales más famosos de Hollywood. Y en un medio donde las grandes divas, suelen creerse más importantes que el resto, aunque Cameron lo sea, ella es la primera en mantener los pies sobre la tierra, sin subirse a los aires de grandeza, riéndose de la fama, como en una de las mejores comedias que tan bien protagoniza muy lejos de la ficción.

- ¿Qué tan importante es la comedia en la vida real? ¿Qué la hace reír?
- Lo hermoso de la vida es encontrarle humor a todo. Sino, creo que me suicidaría.

- ¿Incluso encuentra humor en las situaciones más dramáticas?
- Sí, todo el tiempo. Hay que reírse del drama.

- ¿En el trabajo también?
- En todo.

- ¿Cómo se comporta dentro de un estudio de cine? ¿Cómo logra mantener los pies sobre la tierra entre tanta fama?
- Yo siento que el cine es una sociedad. Hacer una película es una colaboración masiva, no solo con los actores, también con el director, los utileros, los iluminadores. Todos. Es un esfuerzo en equipo. Yo me quedo sin trabajo si ellos no hacen su parte y viceversa. Y como la protagonista me siento con la responsabilidad de marcar el tono en el estudio del grado de diversión de la gente. Esa es mi mentalidad.

- ¿Hace lo imposible por no convertirse en una insoportable Diva?
- A mi me encanta pasarla bien. No hay razón para que el resto del equipo tampoco la pase bien en el rodaje, que sientan que pueden contribuir y reírse al mismo tiempo. También me siento agradecida con otros actores porque cuando es gente brillante y talentosa, lo siento como una bendición. No puedo sentirme una diva. Al contrario, me siento en deuda.

- ¿Y el hecho de haber trabajado desde tan joven, entre tanta fama, no extraña la vida normal que pudo haber tenido con otro trabajo?
- Amo mi trabajo. Siempre lo amé. Amo estar ocupada. Amo tener un propósito. Amo estar rodeada de gente. Amo trabajar duro. Es gratificante para mí.

El padre, Emilio Diaz en realidad nació en Los Angeles, pero su familia había venido a Estados Unidos, desde España, a través de Cuba. Y es por eso que en la casa, Cameron jamás habló una sola palabra en español, más allá de los nombres de los platos cubanos que cocinaba la abuela, como la papa frita; 'ropa vieja'; arroz con pollo y cerdo asado. "Hay momentos en que necesito comer frijoles negros, arroz y un 'bistec' asado con cebolla asada o una ensalada con avocado, porque si no me derrito", cuenta Cameron al confesar que viajó especialmente a Cuba, aunque ya no tiene familiares en la isla "Fui por dos días para conocer de donde vengo; quería ver como es. Y fue muy interesante ir y darme cuenta como es la gente. Sentí que debía haber conocido a mi familia allá. Como mi abuelo había uno solo. Con él, rompieron el molde."
Sin hablar otro idioma, más que el inglés, Cameron tampoco hablaba japonés cuando a los 16 años se fue a Tokio como modelo de la agencia Elite, con la única compañía de otra modelo que incluso era un año menor que ella. Y fue en Japón donde también empezó el noviazgo de cinco años con el productor de videos Carlos De La Torre. Durante el rodaje de la película 'Feeling Minnesota', también conoció al siguiente novio Matt Dillon, que estaba en la misma ciudad filmando la película 'Beautiful Girls'. Para ese entonces, Cameron, ya se había convertido en una de las nuevas sorpresas de Hollywood, gracias a la película 'The Mask' que habiendo recaudado 370 millones de dólares, también había lanzado al estrellato a Jim Carrey. Con el paso del tiempo, Cameron Díaz también se convirtió en una de las actrices que más ganan en Hollywood, cobrando nada menos 20 millones de dólares por la versión en cine de 'Los Angeles de Charlie' que marcó otro record, recaudando un poco menos de 500 millones de dólares. De la misma forma, supo conservar la calidad de la buena actuación, con el mejor nivel del cine en 'Being John Malkovich', 'Vanilla Sky' o 'Gangs of New York'. Pero nada se puede comparar con el éxito multimillonario de 'Shrek', donde Cameron Diaz le agregó la dulce voz al personaje de Fiona, sobrepasando los 2.000 millones de dólares con cuatro películas diferentes.
Despué de terminar un reciente noviazgo con el famoso beisbolista Alex Rodriguez, digamos que Cameron Diaz no necesita precisamente buscar un novio millonario, pero esa es la única intención que tiene su personaje en la comedia romántica 'Bad Teacher', que muy casualmente protagoniza con otro de sus ex novios más famosos: Justin Timberlake.

- ¿Alguna vez aceptó un trabajo solo por dinero?
- Tengo una regla muy estricta: hago lo que sea, solo por dinero. Siempre. (Ríe, demostrando cierta broma detrás de su respuesta).

- ¿Seriamente, nunca hizo alguna película donde el valor económico pudo ser más importante que el interés de la historia?
- No. Nunca. Todo lo contrario. Honestamente, de verdad honestamente, puedo decir que nunca hice un trabajo por dinero. Punto. Nunca. El dinero no me motiva en lo absoluto. No es la razón por la cual trabajo aunque tengo la suerte de ganar fortunas, pero supongo que es así, porque también me preocupo tanto.

- ¿Cuándo fue la última vez que necesitó ahorrar cierto dinero para comprar algo que le gusta?
- (Ríe) Ahora mismo estoy ahorrando para comprarme algo, creeme.

- Hablando en serio ¿Mucho antes de los millones de dólares de Hollywood, en los comienzos, nunca vivió la más normal necesidad de tener que ahorrar para comprar algo en particular que le encantaba?
- Cuando trabajaba como modelo, en aquella época, viví cierto momento en que llegué a plantearme si debía pagar mis impuestos, pagar la renta o comprarme un buen vestido de Alaia.

- ¿Y qué hizo finalmente?
- Compré el vestido (Risas) pensando recién después "Debería haber pagado la renta".

- ¿Qué piensa de las mujeres que solo buscan hombres por dinero, como pasa con su personaje de la película 'Bad Teacher'?
- Definitivamente yo siempre me sentí orgullosa, toda mi vida, de ser la mujer que jamás se casaría por dinero. Pero ya decidí que la próxima mitad de mi vida quiero casarme por dinero (Ríe a carcajadas). Ya gané lo mío, tengo mi propio dinero. Pero quiero alguien mas rico que yo, así que pienso casarme por dinero. Ya probé que no lo necesito ¿Por qué no hacerlo ahora? Estoy cansada, quiero alguien que me mantenga (Vuelve a reir).

- No va a ser muy fácil encontrar alguien que gane más que usted.
- Es cierto, porque guardo hasta el último centavo que gané en la vida (Risas).

Justamente, la gracia de la película 'Bad Teacher' pasa por las pésimas intenciones del personaje de Cameron Diaz que solo trabaja como maestra, para ahorrar suficiente dinero para hacerse una cirugía estética del busto, pensando que así logrará conquistar un millonario... que la mantenga. "Me encantó la oportunidad de interpretar un personaje que no tenía que ser moralmente responsable de nada" dice Cameron entre más risas "Siempre hay que seguir cierto estándar social pero al menos por un momento pude olvidarme de todo".

- ¿La peor experiencia que haya tenido, en la realidad, con una 'mala maestra' de escuela?
- Tuve una maestra que me odiaba y se aseguraba que todos lo supieran, todos los días. No sé la razón, pero me odiaba. Y yo también la odié (Ríe). Fue la única vez que me pasó algo parecido.

- En la película 'Bad Teacher' no será una buena maestra, pero 'enseña' muy bien el físico, en la escena donde se pone a lavar autos, buscando otra forma de recaudar fondos para la cirugía estética ¿Se divierte con el tema de la sensualidad y el título de símbolo sexual?
- La escena del lavado de autos fue divertida, porque era pura comedia. Queríamos que se viera absurdo. No quería verme seriamente tratando de ser sensual, no quería mostrar a Cameron seduciendo a la gente. No. Tampoco quise que fuera más allá de la comedia, porque mi personaje trata de seducir. Aparece para seducir a los padres de los estudiantes y la gente que pasa con el auto. Se necesitaba cierto nivel de seducción, pero en forma humorística, como una chica que se resbala por un auto mojado, que además te cuento, es bastante peligroso. Ni siquiera lo intentes.

- ¿Personalmente, cambiaría algo por un hombre?
- ¿Cambiar por un hombre? Supongo que es parte de la vida. Cuando entramos en una relación entre un hombre y una mujer, el punto de esa relación es cambiar uno al otro, poder crecer entre los dos y aprender algo nuevo, para poder cambiar en la vida. Creo que es importante.

- ¿Por los gustos de un hombre, cambiaría también su físico con cirugía estética?
- Nunca lo haría. Es mi cuerpo. Tengo muy en claro el cuerpo que tengo. Y las elecciones que tome sobre mi cuerpo, son mías. Y si a los hombres les gusta, genial.

- ¿El cuidado del cuerpo también es parte de su trabajo?
- Hago gimnasia en el camarino, todos los días. Y en los almuerzos puedo llegar a salir a hacer ejercicios. Pero también hago lo que yo llamo ejercicios en el suelo. Puros ejercicios horizontales, cuando no quiero hacer nada más que acostarme.

- Con semejante cuerpo, no creo que quede bien que lo diga.
- Es cierto, te doy la razón. Pero a veces soy muy haragana para levantarme.

- Otros lo llamarían 'Pilates'.
- Así es como lo llaman (Ríe). Está bien, hago Pilates.

- ¿Deportes?
- Amo el golf.

- ¿Qué tan buena es como golfista?
- Soy tan buena como la persona a la que le saco la pelota (No puede parar de reír). Si veo un buen tiro, me gusta seguir jugando con esa pelota (Sigue riendo). A lo sumo pido disculpas "Pensé que era mía".

- ¿Y el deporte del amor? ¿Fuera de las bromas anteriores sobre el casamiento por dinero, nunca pensó en casarse, de verdad?
- ¿Casarme? El casamiento es interesante. Y yo pienso que todas las relaciones son como un casamiento. Yo me comprometo, en cierto momento las vidas se juntan, aunque no haya caminado por un altar para decir 'Sí, quiero'. Cuando estás en una relación, ya lo dijiste, al combinar tu vida con otra persona. Quiere decir que ya estuve casada cuatro o cinco veces (Risas). Pero gracias a Dios, no tengo que divorciarme, simplemente digo "Está bien, nos vemos, me quedo con mi casa." Y ahora que me doy cuenta... voy a averiguar si Justin (Timberlake) todavía no vendió mis palos de golf.

Temas relacionados