Los sonidos se hacen ropa

Camilo Álvarez traduce diferentes inspiraciones al lenguaje de la moda. Así, convierte un video musical y un licor en el punto de partida de su colección.

Sinestesia. A causa de la sinestesia, algunas personas son capaces de sentir en su boca el sabor de las palabras, son capaces de traducir en colores los tonos de una canción, ven los nombres de los días y los meses en formas geométricas en su cabeza. Sinestesia. De eso se trata el ejercicio en el que se aventuró el diseñador Camilo Álvarez. ¿Cómo se vestiría este sabor?, ¿de qué colores y siluetas sería esta canción?

Todo empezó cuando la marca de vodka Absolut le pidió a Swedish House Mafia, un trío de djs radicados en Estocolmo, que hicieran el ejercicio de volver música el sabor que contenía su blanca botella. Un video de notas aceleradas, de ropas excelsas diseñadas por Dolce & Gabanna que mezclaba las texturas de Gareth Pull y aires victorianos grabados en el desierto fueron el resultado.

Se inició así una sucesión de colaboraciones artísticas en todo el mundo que encontrarían en el olor de un licor la inspiración para dar vida a otras creaciones insospechadas. Cuando llegó el momento de pensar en alguien que en Colombia pudiera hacer una propuesta que desbordara un único lenguaje, emergió un nombre: Camilo Álvarez.

Músico de formación, un constante conversador con las maneras del arte, un defensor del concepto en la ropa conseguido a través de la técnica, el joven paisa tomó en sus manos la nueva misión.

Asistente infaltable a Colombiamoda, Álvarez —aun desconociendo la invitación de la que iba a ser partícipe— estaba justamente en un ejercicio de pensar esos efectos que tiene la música en la vida de la gente. “Un búnker, un espacio aislado creado por ritmos y audífonos cuando uno está en la ciudad, esa era la idea en la que estaba trabajando en mi ropa. Pensaba en cómo la música es capaz de crear mundos paralelos, cuando me invitaron a convertir el video de Swedish House Mafia en una colección de moda”, explica Camilo Álvarez.

Había que dejar de pensar sólo en la ropa, había que pensar en los colores y las atmósferas, en las tonalidades y los ritmos. Era necesario abstraer, para no caer en la trampa de replicar lo que otros ya habían hecho construyendo el vestuario de los personajes del video.

Así, Camilo Álvarez fue construyendo una colección que empieza a narrarse con colores pasteles para luego dejar salir algo más audaz que se tiñe de azules cobaltos, con verdes azules y grises.

Esta colección debía demostrar además que Álvarez había encontrado un justo equilibrio entre su universo alternativo, de formas sueltas y geométricas tan celebrados en pasarelas como la LAF y el mundo más comercial de tiendas y exportaciones.

“Este ha sido un proceso tranquilo y consciente. El reto creativo no es sólo hacer cosas raras, sino pensar en cómo con las restricciones se puede hacer algo atractivo. Hay un texto del artista Francis Bacon que dice que la imaginación imaginativa puede con todo, que es mejor la imaginación técnica. Es un mayor reto imaginar cuando se tienen unas condiciones”, explica el diseñador, quien explora a través de vestidos drapeados, amplios y juguetones el universo femenino y descubre otras posibilidades en camisas y ropa masculina para liberar a los hombres de una única silueta y forma de la elegancia.

Sobre las pasarelas de Colombiamoda, en Medellín una pieza sonora y la sensación cítrica de un licor serán encarnadas en unas ropas hechas de materiales raros, que traen telas de un universo como la chaquetería impermeable, a otro como los vestidos de noche.

El mundo sonoro y del gusto se valdrá de los ojos esta vez para ver en forma de ropa que mezcla sin miedo los tejidos de punto con los tejidos plano, que evita sistemas de cierres y botones, una manera de sentir sabores y explotar con los sonidos.

La moda se piensa

En la feria Colombiamoda se dispone cada año un espacio para que académicos y expertos del sector debatan y se encuentren en torno a temas importantes . Este año, entre las conferencias que se encuentran dentro de la programación está: ‘Sinfonía en tres movimientos. Moda, cultura y arte’, por Jaime Cerón, Ministerio de Cultura de Colombia, y ‘El emprendimiento, un driver en la innovación’, conversatorio con el diseñador mexicano Christian Cota, el diseñador colombiano Camilo Álvarez y la directora de ‘Vogue’ México y Latinoamérica, Kelly Talamas.

Temas relacionados