Espero que Colombia se acostumbre a ganar: Caterine Ibargüen

La ganadora de la medalla de bronce en el Mundial de Atletismo asegura que con el tiempo la delegación nacional seguirá mejorando.

Caterine Ibargüen, quien se colgó el bronce en el triple salto del Mundial de atletismo de Daegu-2011 se mostró muy contenta con el éxito conseguido, la segunda medalla de la historia del atletismo colombiano, y deseó que el país pueda acostumbrarse a los éxitos.

"No contábamos con ninguna medalla mundial y ahora en Colombia tenemos ya dos. Con el transcurso del tiempo vamos a seguir mejorando. Tenemos una preparación mejor y estamos pensando en grande. Espero que mi país se acostumbre a ganar", dijo la colombiana tras su éxito.

La medalla de bronce confirma el acierto de su paso desde el salto de altura al salto triple, hace tres años, para tratar de explotar al máximo sus cualidades y características como atleta.

"¡Demasiado! Fue un acierto tremendo, estoy muy contenta de él. Fue todo por mi entrenador, él lo decidió y es cierto que tenía razón, como se ha demostrado con todos los frutos que vinieron", señaló.

Ibargüen señaló que a partir de ahora tiene que pensar en los Juegos Panamericanos, previstos para octubre en Guadalajara (México), donde tendrá como misión la medalla de oro, a pesar de que la competencia tampoco será sencilla.

"Tenemos para cerrar la temporada los Juegos Panamericanos y allí trataremos de hacer un buen papel y por qué no ganar el oro, es el objetivo con el que iré a México", señaló.

Antes de la competición, en una entrevista con la AFP en Daegu, Ibargüen había afirmado que todos los elogios que estaba recibiendo últimamente no iban a hacer que se viera presionada.

"No me siento nada presionada porque digan cosas buenas de mí. Tanto la Federación Colombiana como la Confederación (Sudamericana) no meten nada de presión por lo que puedan esperar de mí. Estoy muy tranquila en ese sentido. Cero presión", había dicho el sábado, antes de uno de sus entrenamientos.

Ibargüen mantiene la mejor marca de la temporada, igualada por 14,99 metros con la cubana Yargelis Savigne, que sufrió una lesión muscular y no pudo defender su condición de vigente campeona de las dos anteriores ediciones (Osaka-2007, Berlín-2009).

La cubana acabó en la enfermería y con la sexta mejor distancia, lejos de sus exhibiciones de anteriores competencias y especialmente de anteriores Mundiales.