Famosos declararán por las escuchas ilegales en Reino Unido

J. K. Rowling y Hugh Grant figuran entre los 46 testigos convocados por el juez.

El lord Justice Brian Leveson, encargado de la investigación independiente puesta en marcha a raíz del escándalo de las escuchas ilegales del News of The World, ha hecho pública la lista de los considerados 'participantes centrales' en la fase 1 de la parte 1 de esas investigaciones. Esos participantes centrales podrán declarar personalmente durante la investigación o hacerlo por escrito o a través de sus representantes legales.

La lista, que se nutre sobre todo de personas que se consideran víctimas de las escuchas o de conflictos con la prensa relacionados con su privacidad, incluyen desde la escritora escocesa J. K. Rowling a políticos como John Prescott, Chris Bryant, Tessa Jowell, Denis MacShane, Simon Hughes y Mark Oaten; actores como Sienna Miller y Hugh Grant; los padres y la hermana de Milly Dowler, la niña secuestrada y asesinada en 2002 cuyas escuchas provocaron en julio el estallido final de la crisis, y los de Madeleine McCann, la niña desaparecida en el sur de Portugal en 2007; deportistas como el exfutbolista Paul Gascoigne; y personajes más o menos célebres como el publicista Max Clifford, el expatrón de automovilismo Max Mosley, el expolicía y activista homosexual Brian Paddick o la exmeteoróloga televisiva Ulrika Jonson.

De acuerdo con los términos de referencia que le ha otorgado el Gobierno, el juez Leveson ha dejado para más adelante la segunda parte de la investigación, que se centrará en estudiar las conductas ilegales del News of The World y otros medios y que no puede empezar hasta que la policía haya concluido el caso.

A partir del mes que viene, sin embargo, sí empezará la primera parte, centrada en la cultura, prácticas y ética de la prensa, incluyendo los contactos entre la prensa y la policía. El juez ha decidido subdividir esa primera parte en cuatro fases: la prensa y el público; la prensa y la policía; la prensa y los políticos, y el futuro.

El 28 de julio, el juez invitó a que las personas o entidades que se consideraban directamente afectadas por esa primera fase de la primera parte de la investigación presentaran su candidatura a ser considerados 'participantes centrales'. Y el lunes publicó una lista de 46 individuos a los que ha otorgado ese estatuto, que ha extendido también a varias entidades: la Policía Metropolitana y los grupos periodísticos News International (The Sun, Times, Sunday Times, News of The World), Northern and Shell Network (Daily Express, Sunday Express, Daily Star, Daily Star Sunday), Guardian News and Media (Guardian, Observer) y Associated Newspapers (Daily Mail, Mail on Sunday).

El juez ha negado la categoría de participante central a Rebekah Brooks, exdirectora de The Sun y del News of The World y exconsejera delegada de News International, por entender que la fase 1 de la parte 1 va a abordar la cuestión en términos generales, sin entrar en el detalle del caso del News of The World, por lo que la aportación de Brooks estaría al mismo nivel que las de otros directores de periódico. El juez ha precisado que el no ser considerado participante central ahora no es impedimento para recibir ese estatus en otras fases de la investigación.

Según el diario The Independent, la actual duquesa de Cambridge y esposa del príncipe Guillermo está entre las personas investigadas por detectives privados por encargo de la prensa. La entonces Kate Middleton, que tenía en aquella época 20 años, y su hermana Pippa, dos años más joven, fueron investigadas en la primavera de 2002 por el detective privado Steve Whittamore, en una época en la que empezaba a comentarse un posible noviazgo entre Guillermo y Kate. También fue sometida a investigación Chelsea Clinton, hija del expresidente de Estados Unidos, cuando estudiaba en Oxford en 2002, y la escritora J. K. Rowling en 2000.

Los trabajos de Whittamore son conocidos y provocaron en 2003 una amplia investigación bajo el nombre de Operación Motorman. En julio pasado trascendió que la Policía Metropolitana había solicitado meses antes los documentos de aquellas investigaciones en el marco de la reapertura del caso del News of The World. La BBC aseguró entonces que la policía llegó a recopilar en 2003 más de 4.000 peticiones de información de 300 periodistas de 31 publicaciones distintas, la mayoría de ellas procedentes del diario The Daily Mail.