7 Apr 2017 - 2:53 a. m.

Estudios de ADN corroboran creencias ancestrales de comunidades indígenas

Análisis genéticos demuestran que los primeros habitantes de América están relacionados con las comunidades indígenas del sur de Alaska y el nororiente de la Colombia Británica, en Canadá.

Redacción Ciencia.

Archivo
Archivo

Las comunidades indígenas que hoy viven al sur de Alaska y en el nororiente de la Colombia Británica han transmitido generación tras generación la historia según la cual son descendientes de los primeros humanos que llegaron a América, hace más de 10 mil años. Nuevos estudios de ADN apuntan a que tienen razón.

El punto de partida de la investigación, publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences, fue la información genética encontrada en los restos de Suka Káa, un hombre que vivió hace cerca de 10.300 años y cuyo nombre significa, en lengua de una de las comunidades que hoy habitan las costas del Pacífico norte, “el hombre antes de nosotros”.

Las muestras de ADN de Suka Káa fueron comparadas con los restos de otros tres individuos cuyos restos tienen entre 6.075 y 1.750 años. El análisis inició con el ADN mitocondrial, que se encuentra al exterior del núcleo de las células y contiene información sobre las líneas de parentesco maternas.

Sin embargo, para alcanzar una imagen más completa de la historia genética de la región se tuvo que acudir al análisis del genoma nuclear. Al hacerlo, se pudo establecer que existe una continuidad genética de varios linajes que no sólo relacionan a las personas cuyos restos fueron analizados en el estudio sino también a los habitantes modernos de la zona en que fueron encontrados.

Descendientes modernos de las personas cuyos restos se analizaron hacen parte del grupo de investigadores detrás del estudio. Entre ellos está la antropóloga Rosita Worl, directora de del Instituto de Patrimonio de Sealaska en Juneau. Para ella, la ciencia terminó corroborando sus creencias ancestrales y demuestran que no sólo que Suka Káa está relacionado con ellos sino que hay una continuidad genética que ha perdurado durante más de 10.300 años y los relaciona con los primeros seres humanos que llegaron al continente.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

ADNComunidades indígenas